sábado 18 septiembre 2021

¡402 bienvenidas!

Conrado Padilla Marco
“Mi Rincón de Pensar”. Donde con pasión y determinación, mente abierta y creatividad, abrazo las ideas de cambio que, humildemente, creo que pueden ayudar a trasformar mi pueblo, Yecla.

Hoy he empezado el día con una muy agradable noticia. Y es que cualquiera que se sienta yeclano debe estar orgulloso de que su ciudad sea la elegida por otras personas, de ciudades y países lejanos, para desarrollar su proyecto vital.

Si, además, no son ni una ni dos, sino más de cuatrocientas, pues la alegría es mucho mayor.

El récord de vecinos lo alcanzamos en el año 2009. Nos juntamos viviendo en Yecla hasta 35.025 personas.

En aquellos momentos, el nuevo plan de ordenación que seguimos esperando todavía, planteaba las primeras hipótesis de la Yecla del futuro, y que pasaban por crear una ciudad que soportara más de 50.000 habitantes.

Pronto la crisis económica nos volvió a la realidad, dejando al aire nuestras debilidades estructurales. Han tenido que pasar once años para que podamos recuperar dicha cifra.

De manera natural, por diferencia entre los que nacen y mueren en Yecla, ya no podemos esperar ningún gran crecimiento, al revés, el saldo es menor cada vez. Posiblemente, en 2020 ya será negativo. Es una tendencia global del mundo desarrollado.

Por lo tanto, si crecemos, es porque vienen más personas de fuera, y que no han nacido en Yecla, que las que nos abandonan.

¿Por qué hay personas que vienen a Yecla a vivir? ¿Tenemos un tirón especial, diferencial y concreto que las atrae? ¿De dónde y para qué vienen?

Para responder a las estas preguntas, he preferido comprobar qué es lo que pasa alrededor. En los pueblos vecinos, y en el resto de la región.

He pensado que, si encontrara que este incremento de población fuera único de Yecla, podría concluir que sí, que tenemos un hecho diferencial y exitoso de atracción. Y estos datos con los que encuentro:

 

CIUDAD Habitantes Var.ABS. 2020-2019 Var. % 2020/2019
Molina 73095 7280 9,96%
Jumilla 25994 394 1,52%
Murcia 459403 6145 1,34%
Águilas 35722 421 1,18%
Lorca 95151 1111 1,17%
Yecla 34834 402 1,15%
Cieza 35283 295 0,84%
Pinoso 8025 59 0,74%
Cartagena 216108 1307 0,60%
Villena 34155 191 0,56%
Almansa 24511 99 0,40%

 

Fuente: www.foro-ciudad.com

 

Los pueblos limítrofes como lo son Jumilla, Pinoso, Almansa y Villena, también crecen en población en 2019.

Ampliando el análisis a ámbito regional, todas las grandes poblaciones también crecen en población, y muchas de ellas en mayor grado. Llama la atención Molina de Segura, con casi un 10%. Y también nuestra vecina Jumilla, desmelenada hace años.

Lástima porque la conclusión no es la que esperaba. El crecimiento poblacional no es un efecto particular y exclusivo de Yecla. Es verdad que, si se trata de consolarnos, podemos pensar que, al menos, no vamos contracorriente. Estamos en la onda.

Los nuevos vecinos acuden a Yecla aprovechando la buena coyuntura económica, que se produce cuando el tirón de demanda e inversión animan el crecimiento.

Las legítimas ganas de progresar, de prosperar, de alcanzar nuevas metas que en sus países de origen no ven factibles, les da energías suficientes para afrontar el duro desarraigo y comenzar sus nuevas vidas por aquí.

La principal base de atracción para la emigración son sus propios compatriotas que ya habitan en Yecla, y que son el de puente y la llamada. Es por ello seguimos recibiendo personas de Ecuador, Colombia, Marruecos, …

Hace 60 años, la emigración española se comportaba de manera similar. Recuerdo una película, que reponen cada cierto tiempo, titulada “¡Vente a Alemania, Pepe!” en la que Alfredo Landa sigue la estela de José Sacristán.

La diferencia es que en aquel entonces en Alemania existía pleno empleo. Pero a principios de 2019 en Yecla había 2.600 personas sin empleo. Aun resultando llamativo, tiene su lógica.

Las medidas de protección social instauradas que reducen la urgencia de trabajar a cualquier precio, unido a los bajos salarios y al contrato-tipo que se ha hecho “viral” (contratos temporales, contratos a media jornada, falsos autónomos), y la economía sumergida (personas sin contrato, horas extras que no se cotizan y que se pagan como ordinarias) desincentivan la vuelta inmediata al trabajo.

Y es en estas condiciones y en estos puestos donde la mayoría de los nuevos vecinos ven una lícita oportunidad. (La falta de ética empresarial y el enriquecimiento injusto de algunos, da para muchos artículos).

Y es que ya hace años que el sistema industrial de Yecla no crea suficiente valor para ofrecer unas condiciones más dignas.

Además, la agricultura mantiene apenas 250 afiliados, y el sector servicios lleva años estancado y en plena recesión. Y el turismo, ¿qué turismo?

Estas circunstancias han dado lugar a que la renta neta disponible por habitante en Yecla sea la más baja de la comarca.

Así en 2018 mientras en Yecla se alcanzaba una cifra de 16.655 €, en Jumilla era de 16.745 €, en Villena de 16.949 €, y de 18.418 € en Almansa.

En Molina de Segura el dato llega a 22.845 €, o 22.370 € en Murcia, 21.486 € en Cartagena, etc. En resumen, Yecla ocupa el puesto 24 de la Región de Murcia por nivel de renta, y el 3.149 a nivel nacional.

A finales de 2017, la consultora Eurovértice, a petición del propio gobierno municipal, presentó un estudio denominado “Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado”. Pueden verlo en la página web del ayuntamiento, en la parte denominada transparencia.

Extracto un párrafo:

“Durante los años de expansión económica (2000-2006), la renta per cápita (en Yecla) se situaba por encima de la media para la Región de Murcia. No obstante, esta tendencia no se ha mantenido en los últimos años, sino que ha experimentado una evolución negativa”. (Pag.52 y ss.)

No sé si preferiría una Yecla de 35.000 o de 50.000 vecinos. Pero sí que sé lo que me gustaría para sus gentes:

Me gustaría que entre estos nuevos vecinos que se nos unen cada año, también vinieran muchos ingenieros, funcionarios de carrera, directores de empresas, artistas e investigadores.

Me gustaría una Yecla donde sus jóvenes tuvieran oportunidades de progresar y desarrollarse plenamente, con sueldos dignos y perspectivas de futuro, donde la emigración que muchos ahora abordan como único recurso, fuera una opción. Ya son 650 yeclanos de nacimiento los que viven en el extranjero.

Me gustaría que las personas de más de 45 años no sean expulsadas del mercado laboral por un simple plus de antigüedad.

Que nuestras empresas cuenten en su dirección con profesionales que diseñen estrategias que las preparen para superar con éxito los complejos retos a los que se enfrentan cada día, y que sean capaces de generar valor para todos, y no solo para unos pocos de ellos.

Me gustaría que la Responsabilidad Social Corporativa de sus empresas fuera una realidad y no un eslogan, y que sus trabajadores y sus vecinos estuvieran siempre en el centro.

Que los políticos no caigan tan a menudo en la demagogia que termina por ocultar la realidad, enmascarándola con un falso optimismo y que lideren la transformación profunda que necesitamos en todos los sectores productivos.

¿Y cómo conseguirlo? Pues empiecen a imaginar conmigo.

Yo ya me he puesto a disparar a la luna y la próxima semana les contaré. 


 

Conrado Padilla Marco
“Mi Rincón de Pensar”. Donde con pasión y determinación, mente abierta y creatividad, abrazo las ideas de cambio que, humildemente, creo que pueden ayudar a trasformar mi pueblo, Yecla.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses