lunes 21 junio 2021

Corum lleva a los tribunales a Trinitario Casanova por la venta de Trabis en Yecla

Corum, un fondo de inversión francés, ha demandado a Baraka, sociedad del empresario Trinitario Casanova, por una presunta salida fraudulenta de patrimonio de la constructora Trabis con sede en Yecla.

Los franceses,  que invirtieron 14 millones de euros por las instalaciones en Yecla, acusan a Baraka de haberse repartido un dividendo por valor de 10 millones de euros de una de sus empresas, Trabis, y después haber declarado concurso de acreedores al no poder hacer frente a los pagos. La denuncia ha sido presentada en el Juzgado de lo Mercantil número 14 de Madrid. 

En junio de 2018 Corum compró la finca logística de Trabis en Yecla por un importe de 14,1 millones de euros a cambio de que empresa constructora, gestionada por Baraka, siguiera la actividad y pagara un alquiler mensual por el uso de los 14.000 metros cuadrados de instalación. Seis meses después de recibir ese dinero Trabis se declaró en insolvencia.

La operación fue configurada como un «sale and lease-back», es decir, una compraventa y simultánea formalización de un contrato de arrendamiento.

Pero tras la venta, Trabis Edificación Avanzada se acogió en diciembre de 2018 a la Ley Concursal, y negoció con sus acreedores durante tres meses, evitando la declaración de concurso de acreedores. Según la demanda presentada tres meses después de cobrar esos 14,1 millones de euros, Trabis «ya había dejado de abonar las rentas de los arrendamientos» y también dejó en la calle a 42 empleados de distintas localidades de la comarca.

Según publican medios especializados en el mundo empresarial, Trabis repartió beneficios en forma de dividendo durante el ejercicio 2018, por valor de 10 millones de euros a favor de sus accionistas principales en ese momento, Baraka CG y Barak GI. Tras declararse en preconcurso, Trabis fue traspasada a una persona física y se desgajó de Grupo Baraka.

Para los denunciantes ese reparto de beneficios «constituye una salida fraudulenta del patrimonio de la concursada en contra de los intereses de sus acreedores», según la denuncia de Corum. 

Fuentes de Baraka aseguran a El Cierre Digital que «todo eso es una apreciación de la otra parte (Corum), pero todo está acorde con la ley, así se audito y así se presentó en el Juzgado, no hay sentencia ni calificación del administrador concursal«. La auditoría no encontró irregularidades en el reparto del dividendo efectuado.

Otro de los argumentos de la demanda se refiere a que Baraka vendiese poco después Trabis, un mes después de haberse acogido a la Ley Concursal. Sin embargo, el Grupo Baraka se sigue acogiendo a que Trabis «informó en sus cuentas anuales sobre el dividendo» y que «el auditor externo aplicó procedimientos específicos que corroboraron que el dividendo cumplió con la legalidad y requisitos establecidos en la normativa».

El grupo de Trinitario Casanova dijo en Vozpópuli que las «meras acusaciones de determinadas entidades no tienen validez ni carácter de ciertas» y asegura que se trata de «represalias de estas entidades por haber sido demandadas por Trabis por el robo de mercancías valoradas en 3 millones de euros».


 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

1 Comentario

  1. ¡Con Trinitario hemos topado! Corum debe saber que tiene «tonto para rato». «Dentro de 8, 10 años que salgan recursos, contra-recursos…lo mismo le tiene que abonar (Corum) algo a Trinitario o sociedad correspondiente»
    A todo esto los trabajadores fueron engañados y se llevaron calderilla.
    Triste final de algo que prometía. Llegaron hasta hablar de un hotel, centro comercial…

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses
- Publicidad -