Desarticulado un grupo itinerante al que se le imputan robos en comercios

0

Una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Nacional ha permitido detener a nueve personas y desarticular un grupo itinerante especializado en la comisión de robos en establecimientos al que se imputan 27 delitos en toda España; entre ellos, llevarse cinco toneladas de queso de cabra.

La operación, denominada Furaqueo Bufón, según ha indicado hoy el Instituto Armado en una nota, comenzó en Asturias, en septiembre de 2014, tras un robo en una tienda de telefonía móvil en Arriondas, al que siguió otro robo con violencia en un domicilio en el concejo de Piloña y una tentativa de robo con fuerza en un estanco, también en Arriondas.

Todos los delitos fueron cometidos con el método del «sacacorchos», que fuerza y fractura el bombín de la cerradura de la puerta, mientras que las investigaciones permitieron identificar un vehículo que llevó a localizar a los integrantes del grupo, asentados en la periferia de Madrid.

Desde allí, recorrieron hasta mil kilómetros diarios para desplazarse hasta las localidades donde iban a actuar, con reconocimientos previos, y regresar a su punto de origen.

En el municipio en el que iban a actuar, permanecían unas horas, controlando los movimientos de personas y vehículos, durante la madrugada, y entraban violentamente, sobre todo, en establecimientos de telefonía, para apoderarse de terminales móviles, accesorios, tabletas y relojes, entre otros efectos, aunque también llegaron a entrar en estancos, tiendas de productos agrícolas o bares.

Tras los robos, permanecían en la localidad hasta primera hora de la mañana, siempre adoptando «importantes» medidas de seguridad en sus desplazamientos, como cambio de vehículos, empleo de lanzaderas y la vigilancia del entorno de sus domicilios.

Las investigaciones llevaron a identificar a una persona que se quedaba con los productos robados, otro ciudadano afincado en Madrid y con un establecimiento abierto al público.

Sus actuaciones, además de en Asturias, les llevaron a Guardo y Saldaña (Palencia), Laguna de Duero (Valladolid), Ciudad Rodrigo (Salamanca) y El Tiemblo (Ávila), aunque en esta provincia, en Candeleda, donde entraron en una quesería y se llevaron 5.000 kilos de queso de cabra que luego vendían a través de su contacto en Madrid y otros tres de menor importancia.

También actuaron en Hellín, Tarazona, Elche de la Sierra y La Roda (Albacete); Mota del Cuervo (Cuenca); Llerena (Badajoz); Peñarroya-Pueblonuevo y Palma del Río (Córdoba); Melide (A Coruña); Burela y Ribadeo (Lugo); Yecla (Murcia) y Alcalá la Real (Jaén).

En los registros practicados en los domicilios de los detenidos fueron intervenidos 80 teléfonos móviles, 21 gafas de sol y graduadas, 3 tabletas, 2 ordenadores, 3 desbrozadoras, 2 martillos percutores, 8 frascos de colonia, 17 relojes, 1 cámara fotográfica, 22.000 euros, diversas joyas, 1 inhibidor de frecuencia y abundante herramienta especializada para la apertura de cerraduras.

Se estima que podrían haber sustraído más de 700 teléfonos móviles, con un valor superior a los 140.000 euros, mientras que el valor del tabaco sustraído supera los 77.000 euros.

De los nueve detenidos en la operación, que continúa abierta, cuatro han sido puestos en libertad y los cinco restantes han pasado a disposición judicial de juzgados de Madrid y Coslada (Madrid), que han decretado su ingreso en prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí