Más de la mitad de los españoles está por encima del peso recomendado

0
peso recomendado

29Según los últimos datos de la Encuesta Europea de Salud, un 53% de las personas mayores edad está por encima de un peso saludable. Causas, recomendaciones y consejos para abordar la pérdida de peso. 

Las crecientes cifras de obesidad en la población preocupa a las autoridades españolas no solo por el estado de salud de las personas, sino también por el incremento que representa en el gasto público: uno de cada 10 euros invertido en salud se destina a combatir problemas derivados de la la obesidad.

En efecto, según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “el sobrepeso representa el 9,7 por ciento del gasto en salud”.

Más allá de las políticas públicas que se pongan en marcha para frenar en nuestro país lo que la OMS ha reconocido como una pandemia, existen muchas herramientas para que las personas eviten el sobrepeso y la obesidad.

En este artículo abordaremos las recomendaciones de las autoridades y los expertos en obesidad, las causas y otros aspectos vinculados a este preocupante problema de la salud que afecta cada vez a más personas.

Consejos desde las Consejerías de Sanidad

Las autoridades sanitarias de las distintas Comunidades Autónomas han desarrollado diferentes programas y campañas para frenar la obesidad. Entre ellas:

  • Mantenerse bien informado para mejorar nuestros hábitos de consumo. Al respecto, existen medios de confianza como Movimiento Actívate, una revista online sobre nutrición y pérdida de peso impulsada por AECOSAN y el Comité Olímpico Español donde podrás encontrar artículos sobre productos, dietas y consejos para perder peso de una forma saludable.
  • Al comprar productos alimenticios, mirar la etiqueta informativa de sus componentes. Muchos alimentos se venden como sanos, pero su información nutricional es la que brinda la verdadera información a tener en cuenta.
  • Limitar la ingesta de alimentos ricos en azúcares y grasas. Las harinas refinadas también deben evitarse.
  • Comer fruta y verdura varias veces al día. Incorporar a la dieta legumbres, cereales integrales y frutos secos. La OMS recomienda la ingesta de un mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras.
  • Dejar de fumar.
  • Pesarse una vez por semana.

Causas de la obesidad y el sobrepeso

Según los últimos datos de la última Encuesta Europea de Salud, en España un 53% de las personas mayores de 18 años está por encima de su peso recomendado: un 36% tiene sobrepeso y un 17%, obesidad. La OMS, por su parte, ya ha reconocido a la obesidad como una pandemia, calificándola como una enfermedad “crónica, compleja y multifactorial”.

Pero, ¿a qué se debe este incremento de la obesidad en nuestra sociedad? El informe “La obesidad en España y sus consecuencias”, elaborado por Alicia Coduras Martínez, Juan del Llano Señarís y Jordi Gol-Montserrat, de la Fundación Gaspar Casal, señala factores genéticos, ambientales y de estilo de vida. “En las últimas décadas, y a nivel mundial, asistimos a un incremento paralelo de la ingesta de alimentos ricos en energía y a una disminución de la actividad física (…), se asocia también a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchos trabajos, el comer fuera de casa, el aumento de la urbanización, e incluso de los medios de transporte”, señalan los expertos.

También están las causas fisiológicas. Aunque muchos comen en exceso por motivos emocionales, alcanzar un valor del IMC superior a 40 está asociado a una combinación de factores entre los que se hallan los fisiológicos. “Se sabe que existen características fisiológicas individuales que llevan a algunas personas a comer cantidades excesivas de alimentos”, puntualiza el informe.

Por último, existen ciertas causas de origen psicológico. Comer es una necesidad, pero cuando se convierte en un placer o se consume por estar tristes o contentos, se puede iniciar una pérdida de control. “En estos casos, la búsqueda de comida se transforma en similar a la búsqueda de una droga para que la persona se sienta mejor”, concluyen los especialistas.

La importancia de mejorar nuestros hábitos alimenticios

De acuerdo a los datos de las autoridades sanitarias y organizaciones dedicadas a cuestiones de salud, nuestra población está lejos de consumir los índices diarios de frutas, verduras y cereales recomendados. Por el contrario, el consumo de alimentos procesados va en aumento.

Dejar de lado las harinas refinadas, el azúcar blanco y los alimentos procesados debe ser una prioridad en nuestra dieta diaria desde las edades más tempranas. No es necesario renunciar a los buenos sabores, sino encontrar alternativas para que los platos sean ricos y saludables al mismo tiempo.

Sumar fibra a nuestras recetas y evitar comer fuera de casa, son otras dos buenas formas de evitar el sobrepeso y avanzar hacia una alimentación más consciente.

El deporte: otro gran aliado cobra el sobrepeso

Los expertos explican que una de las razones principales para hacer ejercicio es acelerar el metabolismo de la persona a la máxima expresión. Los músculos de nuestro cuerpo queman calorías durante el día para ayudar a mantener la temperatura normal del organismo.

“Ejercitarnos, es la decisión correcta para hacer crecer de forma moderada nuestros músculos y con ello quemar más calorías”, apuntan desde Movimiento Actívate.

En efecto, entre los consejos de Sanidad también se encuentra la realización de actividad física frecuente. Concretamente, recomiendan 60 minutos por día para los jóvenes y 150 minutos semanales para adultos.

Y es que la obesidad es una de las tantas enfermedades que se pueden prevenir con la práctica deportiva. Es decir, no solo estamos evitando el sobrepeso y la obesidad, también creamos barreras contra la diabetes, el cáncer, el colesterol, trastornos respiratorios, etc.

Como bien resumen los responsables del informe anteriormente citado, “las causas directas de la obesidad residen en una dieta inadecuada y en la ausencia o insuficiencia de actividad física”. Allí están nuestras claves para empezar a combatir este lamentable fenómeno de la salud mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí