Fama Sofás consigue el Premio Nacional de Industria Conectada 4.0

0
fama premio digitalización
Foto: Fama Sofás. Félix López recogió anoche el premio de manos de la Ministra, Reyes Maroto.

Premio a la apuesta decidida por la digitalización. La empresa yeclana Fama Sofás ha sido distinguida con el Premio Nacional de Industria Conectada 4.0 en la categoría de pequeña y mediana empresa.

La Ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto ha sido la encargada de dar en primera persona el premio al gerente de la empresa yeclana, Félix López, en un acto desarrollado en la capital de España.

La entrega del premio se ha realizado durante el Tercer Congreso de Industria Conectada 4.0  celebrado en el Centro de Convenciones de IFEMA en Madrid.

Este galardón tiene el objetivo de reconocer los esfuerzos de las empresas industriales españolas en el ámbito de la digitalización. Entre ellas, esta firma del sector del mueble de la Región de Murcia destaca por su trabajo en este campo ligado a la innovación y a la mejora continua. La denominada industria 4.0 se ha ido implantando paulatinamente en la práctica totalidad de los procesos que intervienen en la fabricación de un sofá en Fama. “En la actualidad tenemos datos controlados en tiempo real de todo el proceso productivo. La inteligencia artificial nos ayuda ya interpretarlos”, explica Félix López cuya empresa fabrica 500 sofás cada día, “pero no son todos iguales y es gracias a la digitalización”.

Este reconocimiento es destacable en un sector del mueble aparentemente tradicional y poco tecnológico. “Esto que hacemos en Fama es algo que está al alcance de todas las empresas. Esto no está solo al alcance de multinacionales. Cualquiera puede entrar en esta carrera, pero no se puede entrar de golpe. Hay que ir dando pasos”, explica el gerente de esta empresa.

En la actualidad la firma yeclana exporta a 60 países en los 5 continentes sus productos. “Nuestros clientes, gracias a la apuesta por la industria 4.0, pueden diseñar desde el país donde se encuentren los productos que quieren que les fabriquemos”, resalta este empresario que ha apostado desde sus orígenes por una política de empresa donde su mayor valor es la plantilla de trabajadores y avanzar en procesos digitales en la producción.

“Por mucho que tengamos robótica y que echemos mano de la inteligencia artificial siempre, siempre, la pieza fundamental van a ser las personas”, explica Félix López que no cree que esa inteligencia de las máquinas vaya a restar puestos de trabajo en el mueble. “En 2007, cuando comenzó la crisis, éramos 70 trabajadores. Ahora somos 190 pese a ser una de las empresas que no hemos parado de meter tecnología. La tecnología no destruye puestos de trabajo, lo que pasa es que cambian los trabajos”.

El responsable de Fama Sofás anima a los jóvenes para que se formen en los nuevos puestos de trabajo que ya demandan las empresas debido a una revolución tecnológica “en la que nos encontramos tan inmersos que no nos damos cuenta en el momento de la historia que nos ha tocado vivir”.


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí