El futuro incierto de Eva Navarro en el Levante

0
Eva navarro Levante Athletic Bilbao 2019
Foto: Twitter Levante UD Femenino

Hace apenas unos meses, contamos cómo el CD Tacón, comprado por el Real Madrid unas semanas antes, se interesaba por el fichaje de Eva Navarro

En ese momento, el Real Madrid estaba dispuesto a pagar 50.000 euros por contar en sus filas con una de las jugadoras con más proyección del fútbol femenino español. 

Eva se lo pensó y finalmente decidió quedarse una temporada más en el Levante, un equipo llamado a estar entre los primeros de la tabla. Su objetivo también pasaba por terminar de formarse (solo tiene 19 años) e intentar dar el salto a uno de los equipos punteros de nuestra liga (Atlético de Madrid o Barcelona). 

Bien, la temporada comenzó y como era de esperar, Eva Navarro se convirtió en una de las jugadoras más resolutivas del Levante. Con ocho goles era la máxima goleadora del equipo antes del parón por el coronavirus y, a su vez, la mejor asistente, gracias a su verticalidad por la banda.

El buen papel desempeñado en su club y su papel como ‘fija’ en las categorías inferiores de la Selección España, e incluso en la absoluta, despertaron el interés de muchos clubes de España y Europa.

Convenio colectivo del fútbol femenino

En medio de todo esto, el fútbol femenino en bloque hizo huelga para reivindicar un convenio colectivo y una serie de derechos laborales.

Finalmente, las negociaciones llegaron a buen puerto y se consiguió que todas las futbolistas de primera división tuvieran un sueldo mínimo de 16.000 euros brutos por jornada completa (si bien se establece parcialidad del 75%, cuyo sueldo será de 12.000 euros). 

Cantidades pequeñas, sobre todo si se compara con el fútbol masculino e incluso con cualquier otro trabajo, pero que suponían un paso importante para estas deportistas. 

Pero ese convenio tenía también un artículo que ahora se está volviendo en contra de muchas futbolistas, incluida Eva Navarro. En concreto, el artículo 20, de «Compensación por preparación o formación» y que ahora ata a las futbolistas a sus clubes. 

Este artículo dice que las jugadoras menores de 23 años que concluyan contrato y quieran cambiar de club, pueden hacerlo siempre y cuando el nuevo club pague una cantidad al equipo de procedencia en compensación por derechos de formación.

Este punto, según parece, se ha calcado de la liga de fútbol masculina, pero allí las cantidades que se barajan son muy diferentes. Además, la normativa establece que esa compensación se fijará libremente por el club de procedencia

Y el Levante, viendo que Eva Navarro y Ona Batlle, dos de sus jugadoras estrella sub23, cumplen contrato este mes de junio, ha movido ficha. Tanto que les ha puesto una cláusula de 500.000 euros por cabeza, lo que hace prácticamente inviable que ningún club se interese en ellas. Esta cantidad no sigue ningún principio de proporcionalidad, sobre todo si tenemos en cuenta el suelo de las jugadoras. 

Las jugadoras se quejaron a la Asociación de Futbolistas Españoles, que solo les ha aconsejado que denuncien al club. De hecho, según informa eldesmarque.com, ambas futbolistas están muy molestas por el trato dado por el sindicato futbolístico. Por su parte, Fubolistas ON, el otro sindicato firmante de este convenio colectivo, sí se ha mostrado conforme en anular las listas de compensación.

Pero, ¿y los clubes extranjeros?

El convenio colectivo abre una puerta a Eva Navarro… fuera de nuestras fronteras. Equipos como el poderoso Paris Saint Germain o algunos clubes ingleses parecen haber mostrado interés por la futbolista yeclana. 

Estos clubes, lógicamente, están fuera de este convenio colectivo y por tanto, el Levante no podría ejercer el derecho por formación. Pero la ley sí le da el derecho de mantener un año más a la futbolista en la llamada «Lista de Compensación«, por el mismo importe que pide ahora. 

Durante ese año, la futbolista no podrá volver a jugar en un club español, a no ser que este pague al club de procedencia la compensación fijada. Es decir, que si Eva Navarro quiere cambiar de aires cuando acabe la temporada, tendrá que hacerlo casi con total seguridad en un club extranjero. Y no volver a escuchar ofertas en España hasta, por lo menos, la temporada 2022/2023. 

¿Pero es muy elevada una cláusula de 500.000 euros? Por dar un dato: en 2018, todo el fútbol femenino mundial apenas movió 425.000 euros en fichajes.

Y es que los fichajes más caros de la historia de este deporte, que se han dado en los últimos años, han rondado los 50.000 euros, siendo el más caro hasta ahora registrado, de 95.000 euros en Alemania. Una cantidad que dista mucho de la cláusula que el Levante ha puesto a sus dos jugadoras estrella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí