El mantenimiento del coche aumenta la seguridad y evita multas

0
mantenimiento coche

Todos los conductores son conscientes de que circular con un vehículo en perfecto estado aumenta la seguridad al volante, pero de lo que no todos son conscientes es de que también evita ser multados, según la DGT

Los conductores son plenamente conscientes de los peligros que entrañan conducir bajo los efectos del alcohol, usar el móvil al volante o pisar demasiado el acelerador. Además de conocer los riesgos, temen las multas y las penalizaciones, que los pueden llevar incluso a la pérdida del carnet de conducir. En cambio, pocos son los que saben que la falta de mantenimiento del vehículo, según la DGT, es la tercera causa de multas en carretera. Esta medida de multar a los conductores que no circulen con un vehículo en buen estado tiene todo el sentido, pues es una pieza clave para evitar accidentes.

La importancia de llevar el mantenimiento y las revisiones del coche al día

Cada semana, aproximadamente, 1.200 conductores son denunciados por circular con vehículos que cuentan con deficiencias técnicas importantes. En algunos casos, se debe proceder a la inmediata inmovilización del vehículo porque su estado no garantiza los mínimos de seguridad.

De estos datos se deduce que los conductores no le dan la suficiente importancia al mantenimiento del coche en buen estado y a cumplir con la revisión del vehículo en los plazos establecidos. Desde Neumáticos Km0, se puede acceder, a través del enlace sugerido, a un interesante artículo sobre la primera revisión del coche y a una serie de consejos para saber los factores que se han de tener en cuenta.

El mantenimiento del vehículo, una necesidad para la seguridad

Con un parque automovilístico español que ronda los 12 años de edad, el buen mantenimiento y tener las revisiones al día es lo único que garantiza que los coches que circulan por las carreteras y vías del estado estén en buenas condiciones para garantizar suficientemente la seguridad.

A veces, los conductores se fijan más en la estética, que en lo realmente importante. Por ejemplo, un coche con la pintura deteriorada no supondrá ningún peligro, aunque a la vista parezca peor cuidado que uno con la pintura impecable, pero que pierde aceite. En el segundo caso, la seguridad vial se ve comprometida, tanto la del conductor y los demás ocupantes del vehículo, como la del resto de usuarios de la carretera.

La falta de mantenimiento del vehículo es la responsable de numerosos accidentes de tráfico, por unos frenos que no responden correctamente o unos neumáticos que no se adhieren bien a la calzada por estar demasiado desgastados. Además, no cumplir con las revisiones en los plazos estimados aumenta exponencialmente el riesgo de sufrir averías mayores, por lo que finalmente se tendrá que pagar para la reparación una suma mucho mayor.

¿Qué hacer cuando no se tiene dinero para las revisiones?

Se sabe que mantener un coche conlleva un gasto elevado. Hay que pagar el seguro obligatorio de responsabilidad civil, hay que pagar los impuestos relacionados con el vehículo en propiedad y, sobre todo, hay que pasar revisiones periódicas y procurarle una visita periodica a un taller de confianza. Este gasto va aumentando proporcionalmente a la vida del vehículo, por eso, como es lógico, cuando los coches son viejos son mucho mas caros de mantener.

Sin embargo, no hay excusa para renunciar a la seguridad y poner en peligro la vida de todos los usuarios de la carretera. Si no se cuenta con el dinero necesario en el momento de enfrentarse a una revisión, siempre se puede recurrir a los préstamos urgentes que ofrecen webs de financiación fiables como Credy. Conseguir créditos online urgentes para la necesaria revisión y con la profundidad que se merece el vehículo privado es posible gracias a esta plataforma, y es que la seguridad es lo primero.

La tramitación de los préstamos a través del enlace referenciado en el párrafo anterior es muy fácil. En pocos minutos, se dispondrá de la cantidad solicitada en la cuenta bancaria del solicitante, pues ni siquiera es necesario cambiar de banco para solicitarlo. Los únicos requisitos para conseguir uno de estos créditos son ser mayor de edad, tener el DNI o NIE en vigor y una cuenta bancaria donde el dinero será ingresado.

El solicitante tan solo tendrá que acceder a la web y rellenar un sencillo formulario, con datos personales relativos a la concesión del crédito. Al contrario de lo que ocurre con la banca tradicional, conseguir la cantidad que se necesita a través de una de estas plataformas se convierte en un trámite rápido y sencillo, sin tanta burocracia ni tantas trabas.

Estas entidades conceden préstamos incluso a los ciudadanos que se encuentran en las listas de morosos, como RAI o ASNEF, algo bastante frecuente desde que comenzase la crisis financiera en 2008. Estar en esta situación no es un impedimento mientras que el estudio demuestre que el solicitante tiene la suficiente capacidad económica para devolver la cantidad solicitada en los plazos acordados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí