El mosquito tigre llega al casco urbano y se hace fuerte en algunos parajes

0
4.655 visitas
picazos mosquito tigre

El pasado verano ya se detectaron los primeros ejemplares del mosquito tigre pero está siendo ahora cuando empieza a notarse, y de qué manera, su presencia en Yecla.

Un lector de elperiodicodeyecla.com nos ha mandado fotografías de una persona con las piernas completamente “acribilladas” de picaduras del mosquito tigre. Esta persona vive en el paraje de Fuente-Álamo-Los Clérigos donde nos explica que “hay una auténtica plaga de mosquitos tigre que si no se aborda puede causar una epidemia con riesgo grave para la salud”.

Este vecino pide que se tomen medidas “con toda la urgencia posible ya que, tras las vacaciones escolares inminentes, la población infantil se cuadruplica en los meses de julio y agosto”.

Además, apunta a que los vecinos van a reunirse para recoger firmas y depositarlas en el ayuntamiento, “para que las autoridades actúen lo más rápidamente posible”.

Este medio se ha puesto en contacto con los responsables de Sanidad en el consistorio quienes nos han confirmado el problema que hay en la zona. Además, aseguran que mañana jueves, 6 de junio, acudirán al paraje junto con técnicos de la empresa privada contratada para fumigar para intentar acabar con los focos de mosquitos tigre que pueda haber en la zona.

 

Campaña contra el mosquito tigre

La concejalía de Sanidad inició el pasado 16 de abril la campaña de prevención y control del mosquito tigre, que permanecerá activa hasta el 26 de noviembre. Se dispusieron seis trampas en el casco urbano, de las cuales dos dieron positivo. La conclusión para el concejal de Sanidad en funciones, Ángel del Pino, es clara: “el mosquito tigre ha llegado a la ciudad”.

La campaña se realiza desde 2015, si bien no se detectaron ejemplares en nuestra localidad hasta 2018, con cuatro focos en entornos rurales. Yecla participa del Sistema Regional de Vigilancia del Mosquito Tigre, que permite compartir información entre distintos municipios de la Comunidad.

Ángel del Pino ha subrayado que se trata de una especie invasora con potencialidad para transmitir enfermedades, si bien no se han dado casos en la Región. El mosquito tigre mide de 5 a 10 milímetros, cuenta con rayas blancas y negras que le dan su nombre común y tiene un vuelo bajo y corto, de ahí que se mueva en un radio de 200 a 300 metros.

El concejal de Sanidad en funciones ha solicitado la colaboración ciudadana; si se detecta la presencia de estos insectos debe avisarse a la concejalía. Asimismo, ha pedido que se evite el agua estancada en viviendas y parcelas privadas, ya que el mosquito tigre precisa de poca cantidad para reproducirse, como “maceteros o incluso un tapón”, y que se trate el agua de las piscinas de forma adecuada.

Del Pino ha anunciado que también se ha puesto en marcha el tratamiento contra insectos y roedores en el alcantarillado público, y ha recordado que los propietarios de viviendas y solares están obligados a mantenerlos en condiciones sanitarias adecuadas para evitar plagas.


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí