jueves 28 octubre 2021

¿Qué pasa en el Mar Menor?

Una de las playas favoritas por los yeclanos no pasa por su mejor momento debido a la altísima contaminación de sus aguas. Dos embarcaciones en la laguna y dos vehículos desde tierra vigilan el Mar Menor en un servicio de vigilancia marítima integral que se puso en marcha el 1 de agosto para el control de toda su actividad, midiendo su temperatura y recogiendo muestras para analizar semanalmente la turbiedad del agua y la presencia de nitratos, entre otros parámetros. Y es que el Mar Menor ha llegado al colapso por contaminación. La sintomática proliferación de algas tóxicas ha llevado a la Consejería de Salud de Murcia a pedir a la de Agricultura y Medio Ambiente (ambas gobernadas por el PP) un seguimiento urgente y constante. Pero la reacción llega 18 años después de los primeros avisos. La situación es límite, según el Instituto Español de Oceanografía y la Universidad. La Fiscalía ha abierto una investigación sobre las actuaciones de la Confederación Hidrográfica del Segura, el Ejecutivo, los agricultores y los municipios.

Según datos del estudio científico de la Fundación Instituto Euromediterráneo del Agua, los vertidos de nitratos al Mar Menor “no sólo se producen por la Rambla del Albujón, que vierte unas 70 toneladas anuales, sino que hasta 500 toneladas proceden del campo de Cartagena, de los acuíferos subterráneos”. Desde Podemos en la Región de Murcia aseguran que «la ciudadanía viene denunciando desde hace más de 20 años la dejación con uno de los ecosistemas más valiosos del Mediterráneo”. Porque no es solo un problema de turbidez de las aguas, detectada en 40 playas del Mar Menor. La presencia masiva de fitoplancton es un síntoma de la grave degeneración de un ecosistema único incluido en el convenio Ramsar de humedales de importancia internacional (del que es depositario la Unesco) y protegido como espacio natural y zona de especial interés.

mar menor 02

Causas de la contaminación

Las causas de la alta contaminación son múltiples. La principal, según el informe de salud, es la eutrofización (acumulación de residuos orgánicos) producida por el vertido de aguas y residuos urbanos y agrícolas, la filtración procedente del subsuelo rica en nitratos, el aumento de la acuicultura, la acción de las líneas marítimas en el entorno, el cambio climático y otros orígenes naturales.

Aun así, existen dos causas generales: el modelo agrícola y la demanda continua de agua. La huerta murciana se ha convertido en un saco sin fondo de utilización de recursos hídricos. Se calcula que existen 20.000 hectáreas más de regadíos que las censadas oficialmente. A los pozos, cada año más profundos, se ha unido la proliferación de desalobradoras particulares: 300 registradas; 700, según un estudio; y más de 1.000 según otras estimaciones.

Tal y como desvelaba el diario El País en un reportaje hace apenas un mes, los agricultores desalan y vierten la salmuera y otros desechos a las ramblas que llegan a la laguna por la acción de las lluvias. A la vez, riegan con fertilizantes y las aguas con excesos de nutrientes se filtran al subsuelo. Miguel Ángel Esteve, profesor de Ecología y de Gestión de Espacios Naturales de la Universidad de Murcia, atribuye a estas acciones el 60% de la excesiva aportación de nitratos y fosfatos, cuya concentración se han multiplicado por 50 en dos décadas. Además, señala que la degradación de los humedales circundantes, que servían de filtro a la laguna, impide que hagan esta función y tienen que estar incluidos en el plan de regeneración integral.

Los agricultores apuntan a otros causantes: las depuradoras de San Javier, Los Alcázares y San Pedro del Pinatar. Y alegan que la aparición de sustancias farmacológicas en el agua se debe a vertidos urbanos. “El problema es principalmente agrícola, pero también urbano”, precisa el profesor de Ecología.

El turismo abandona

La alta contaminación y la prohibición del baño en algunas playas del Mar Menor está obligando a muchos turistas a cambiar de rumbo y abandonar la zona más turística de nuestra Región. El Mar Menor pierde fuelle y la economía de la zona lo sufre. Por eso se ha dado la voz de alarma y se está trabajando en devolver al Mar Menor su imagen de antaño. El objetivo a corto plazo es evitar que el estado en el que se encuentra el Mar Menor esta temporada repercuta de forma negativa en 2017 en el sector turístico, «uno de los más dinámicos y que más está contribuyendo a la recuperación social y económica de la Región», reconoció el consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

2 Comentarios

  1. Es verdad prohibición no había, pero es lamentable el estado del mar menor, hace 10 que no iba y ha sido una gran tristeza cuando lo he visto casi no nos hemos podido bañar de lo asquerosas que estaban las playas y lo que mas nos ha extrañado es las banderas azules y para mas inri un día emitieron un programa en directo desde los alcazares en la cope y solo hacían que decir lo agusto que se estaba, creo que se debería actuar ya es una pena que un sitio tan bonito este en esas condiciones

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses