La historia cargada de solidaridad que encierra una carta

0
solidaridad
Los gerentes de la Taberna de Ana.

Hay gestos que merecen ser resaltados y que demuestran que, aunque en ocasiones parezca que no existen, sí que hay buenas personas en este mundo. En un sobre cerrado y sin avisar de lo que había en el interior. De esa manera, una pareja entregó en un bar de Yecla un sobre en cuyo interior había 200 euros y una carta encabezada con el título “solidaridad”. Era el dinero que habían guardado durante el confinamiento Macri y Javi y que tenía como destinatario a las personas que regentan la Tasca de Ana, un bar situado en una zona de trabajadores del municipio. El objetivo, ayudarles en su vuelta a la actividad después de dos meses con el negocio cerrado debido a la pandemia del COVID19.

“Se asomaron a la puerta y me dijeron toma este sobre. Luego lo abres con tranquilidad. Creía que era algo de publicidad. A la semana lo volví a ver en el cajón y lo abrí. La emoción fue tremenda”, explica Jesús Moya, el gerente de la Tasca de Ana.

Además del dinero, en el interior del sobre había una misiva en la que explicaban que la iniciativa pretende ayudar “a la gente de nuestro pueblo” que lo han pasado mal durante la pandemia. “Nosotros somos funcionarios y hemos cobrado nuestros sueldos de forma íntegra y en las fechas previstas”, explicaban estos dos profesores que pertenecen a la plantilla del colegio Miguel Ortuño. 

Macri y Javi fueron guardando durante el confinamiento el dinero que solían gastar en los negocios de la localidad “para hacérselo llevar a sus dueños cuando volvieran a abrir”, y así lo hicieron.

Este gesto “te demuestra que tu trabajo vale algo para algunas personas porque generalmente nunca nos valoran”, explica el gerente del bar que también recibió la ayuda del alquiler del establecimiento. “La dueña del bar nos quitó 300 euros del alquiler mensual. También el gobierno nos ha ayudado pagándonos”, comenta Jesús Moya. 

solidaridad
La misiva que había dentro del sobre.

No se han quedado con el dinero

En la carta de Macri y Javi también se explicaba que si “consideras que no te hace falta el dinero ya que nunca han peligrado la estabilidad ni la continuidad de tu negocio, no te preocupes. Házselo llegar a otros comerciantes que lo pueden necesitar. Aun así, si no sabes de alguno al que pueda ayudar, te pido que lo dones a alguna de las tantas asociaciones que hay en Yecla y que tanto nos ayudan a todos”. Pues dicho y hecho.

Los gerentes de la Tasca de Ana no dudaron en donarlo pese a que la crisis del Coronavirus les ha mermado notablemente sus ingresos. “El dinero lo necesitamos, pero creemos que hay asociaciones que lo necesitan más. Creemos que es mejor que ese dinero se vaya a la Asociación de Personas con Discapacidad Intelectual de Yecla (AMPY)”, comenta Jesús Moyá.

Para este hostelero la labor que realiza AMPY no tiene precio y ahora “tienen mucho más gastos con las medidas sanitarias que tienen en la residencia. Ese dinero está muy bien en AMPY”.

Mientras, los que comenzaron esta cadena de solidaridad, Macri y Javi, no han vuelto todavía por La Tasca de Ana. Allí les esperan para hacerles también un regalo pero sobre todo Jesús Moyá asegura que les dará las gracias y les dirá que “son buenas personas” por este gesto de solidaridad. 


 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí