Así deshacen toneladas de sandías los cultivos intensivos

1

 

miel de chinchilla

VIDEO INÉDITO DE UN TRACTOR LABRANDO CIENTOS DE SANDÍAS EN YECLA

Desde hace varios meses estamos siendo testigos de cómo se abandonan, en las tierras de Yecla, toneladas de cultivos de calabacines, brócolis y lechugas, entre otros alimentos. También se da el caso de pasar directamente a destrozar parte de la cosecha para cultivar lo antes posible encima. 

En el caso de las sandías, en una de las numerosas hectáreas dedicadas al cultivo intensivo sucedía lo que vemos en este video. De nuevo, la pasada semana, la empresa que gestiona la tierra volvió a pasar el tractor por encima de cientos de sandías que quedaban a lo largo de varias hectáreas de cultivo intensivo. 

Desconocemos las causas exactas que han llevado a la empresa a actuar de esta manera; desechando los alimentos que, probablemente, ya no tenían salida en el mercado. 

Por este motivo, hace ya dos meses que elperiodicodeyecla.com se puso en contacto con la empresa propietaria de las tierras, con el fin de conocer de primera mano los motivos que le han llevado a deshacer las sandías en el Hondo de el Campo. 

dortegasTras mucho insistir, lamentablemente, no hemos tenido todavía respuesta más allá de: “el mensaje lo ha recibido el departamento correspondiente y si lo considera oportuno responderá”. 

Por su parte, la Plataforma Salvemos el Arabí lleva desde inicios de año denunciando públicamente el abandono de cosechas en los alrededores de Yecla. Piden que se regule y  controle, por parte de los organismos competentes, acciones como estas porque «suponen un enorme despilfarro de agua«.

Pérdida de agua cerca de cultivos intensivos. Fuente: Plataforma Salvemos el Arabí y Comarca
Pérdida de agua cerca de cultivos intensivos. Fuente: Plataforma Salvemos el Arabí y Comarca

También destacan desde este colectivo que «el daño que se le está haciendo al suelo será muy difícil de reparar, porque no dejan descansar la tierra y encima de una cosecha, a veces sin retirar del todo, ya están plantando otra».

Además, todos estos cultivos intensivos van de la mano de fertilizantes, pesticidas y abonos químicos con el fin de producir la mayor cantidad de alimento en el menor tiempo posible. Dichos productos pueden contaminar los alimentos, la tierra, el agua y el aire que respiramos y tienen consecuencias sobre la salud, como explica el dr. Vivancos, médico digestólogo del Hospital Virgen del Castillo de Yecla, en el artículo que publicamos: «La mayoría de las enfermedades nos las comemos». 

bioconstrucciones


[hana-code-insert name=’Addoor’ /]

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí