.
viernes 01 julio 2022

El día que vino TVE

José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

El 24 de junio de 2019 vino a Yecla TVE. El motivo de aquella visita y además en riguroso directo en el programa La Mañana de la 1, no fue por ningún suceso o porque hubiese tocado en nuestra ciudad el Gordo de la lotería, sino por otro que la inmensa mayoría de gente conoce: la denuncia que realizaba la Plataforma Salvemos el Arabí y la comarca sobre la agricultura intensiva, por el abandono de cosechas y el derroche de agua.

Recuerdo el impacto que provocaron las declaraciones del portavoz de la plataforma Alejandro Ortuño, hablando de que unos 3 millones de lechugas no habían sido recogidas, las cuales habían consumido sobre 120 millones de litros de agua, lo mismo que si nos dejásemos un grifo abierto durante 40 años.

Hasta dónde llegaron aquellos ecos con el ruido que la televisión siempre produce, además de la audiencia, lo desconozco. Aun así, después de aquellas imágenes y declaraciones recogidas en el paraje de la Umbría del Factor, por parte del portavoz, así como por el concejal de agricultura del gobierno municipal Jesús Verdú, el problema sigue estando e incluso va en aumento a día de hoy.

jose antonio ortega tve

La escasez del agua

El agua es un problema muy serio se argumentaba. La agricultura autóctona de esta comarca, el olivo, el almendro y sobre todo la vid, estaban ya mucho tiempo viniendo a menos. Una persona de la Denominación de Origen Vino de Yecla, manifestaba que en los últimos 10 años la producción había mermado un 30%.

Bien es cierto que todo aquello era verdad, junto a los motivos de muchos pequeños agricultores abandonando sus cultivos, y vendiendo o arrendando sus tierras, bajando el nivel de los limitados acuíferos del Altiplano.

Igualmente se habló de la cantidad desorbitada de productos químicos, como grave atentado contra el medio ambiente, la salud y las personas; aparte de los plásticos, el tóxico más común.

Allí estuvimos aquella mañana con un sol de justicia, porque aquello de alguna manera había que intentar “pararlo”, reclamando la limitación de este tipo de cultivos, intentando concienciar a las empresas hortofrutícolas y adecuarlas a revisión de la Confederación Hidrográfica del Segura; la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de Yecla.

El problema persiste

A día de hoy después de aquel entonces, España ocupa el cuarto lugar en número de explotaciones agrícolas de la Unión Europea. Mientras cada vez es mayor el número de hectáreas destinadas a cultivo, menor la cifra de pequeños agricultores, con lo cual siguen en aumento las grandes empresas del sector.

Estas empresas reciben ayudas públicas para aumentar la superficie de regadío, y asociándose entre ellas, posibilita que por su volumen todavía sean más grandes. No se trata de pequeños agricultores que tienen que hacer un esfuerzo enorme para con suerte poder llegar a fin de mes.

Estos días hemos oído sobre los miles de kilos de comida que tiramos de la mesa, la nevera o la despensa; además, para colmo de males, no se recoge toda la producción de sandías, melones, calabacines o brócolis después del despilfarro de agua, por razones económicas.

Habría que sancionarlas

Si se prevé sancionar a los bares y restaurantes por una ley contra el desperdicio -con las dificultades de todo tipo que supone abrir la persiana cada día- debería ser sancionable sobre estas explotaciones por el abandono masivo de cosechas. Para que no nos falte de todo cada día, parece que cultivemos para tirar.

Las diversas empresas de intensivos no aportan prácticamente nada, cuando facturan muchísimo más que cualquiera en conjunto de las industrias del mueble, colchón y tapizado que son la base del tejido sociolaboral de nuestra ciudad.

Con una petición clara e inequívoca, ningún otro tipo de cultivo consume una cantidad tan increíble de este recurso y seguramente quienes explotan estas fincas, no consideran utilizarla de forma adecuada, pensando no obstante, que cuando el ahorro no sea posible, sacan el mayor provecho del dinero.

Hete aquí, que tras aquella visita basada en un hecho real, hemos vuelto a ser noticia en diversos medios por lo mismo porque seguimos pagando una “factura oculta” por el despilfarro de agua.

En esta sociedad tan fragmentada donde priman los intereses y las presiones, y en una época de indecisión, mucha confusión e incertidumbre, seguramente ciertas cosas las vemos de manera secundaria, desconozco si con algún guion de por medio, porque no queremos descuidar las que para nosotros consideramos esenciales.

Probablemente hay quienes tienen una cintura tan suficientemente ancha que aguantan lo que le echen y para que esto no acabe siendo un desierto en pocos años, creo que todos deberíamos evitarlo antes de que eso ocurra.

 

José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

11 Comentarios

  1. Ains, eso é lo malo de etas cosas, que los de la tiví bienen y se van. Y en cuantico se van ya no se oye ná. Debería tené al meno la TV publica un recordatorio de estas sarvajadas ecologistas que no hacen bien a nadie, tan solo a un puñao de pudientes que ná le importa. Y tenía que salí en la tele semana sí y semana también tolas tropelías que pasan en Yecla. No é justo quesesargan con la suya. La publicidad de lo que noestá en los cabales hay queaserla. Y habría que asé una marcha como pal má menor, pero en Yecla. Nos vamó tos pal má menor y nos venimos toos pa Yecla. Si no se protesta na se consigue. Felicitá me queda al escritorcico deste escrito, que no deja de sé una forma de reivindicá y de recordá, mu importante, las cosas mal hechas.

  2. Los que me dicen que BM es tonto se quedan corto. Es un fascista. No me chantajea para que deje de dar mi opinión.
    «Dice, si dejas de criticar en ese momento dejaré de meterme contigo»
    Este tipo es un tarao. Bastante has dicho.
    Seguiré como hasta ahora dando mi opinión y si no te gusta da la tuya si es que aún te queda alguna neurona para dar una opinión con algo de sensatez.
    Sobre (no sobres de Bárcenas) la explotación de los acuíferos donde nuestro ayuntamiento hace la vista gorda como si nada pasara, lo sigo manteniendo y ampliando.

    ¡¡Te has lucido con tu chantaje!!
    Que sabes que no vale para nada, solo ha servido para retratarte con un gran totalitario fasc…

  3. Ya sabemos que no estás vacunado para las idioteces, pues eres idiota perdido!!

    Cuando tú dejes un comentario sin criticar, sin nombrar y sin hacer alusión política.
    En ese momento dejare de meterme contigo, así que aprende a opinar sin criticar, burrico!!

  4. BM. ¿De verdad que no sabes articular un pequeño comentario sobre (sobres de Bárcenas no) la explotación de los acuíferos de la zona?
    «Decirte simplón es algo benigno, te queda mejor lo de abrazafarolas»
    Contigo es perder el tiempo, ya me dicen déjalo no ves que es tonto. Voy a tener que dejarte como cosa perdida, esto se contagia y no estoy vacunado contra las idioteces.

  5. En modo alguno sin ánimo de crear polémica, y mucho menos descalificar a nadie, cada cual puede creer lo que quiera.
    Si que hubieron cuestiones destacadas que llamaron ese día, poderosamente la atención.
    Como la cara de asombro de uno de los reporteros de TVE, que como dice Isabel Gil en la página Facebook, al tirar de la punta de un plástico semienterrado, y tirando y tirando, el trozo parecía no tener fin, porque estaban todos los surcos de terreno igual.

  6. El simplón de BM (Benito Mussolini) siempre aparece.
    «A este simplón José María García lo llamaría un «abrazafarola». Traduzco: chupóptero, correveidile, gente que viven a costa de otros porque no trabajan…»
    Llama la atención (BM) que en todos sus comentarios es para descalificar. Que da igual viniendo de un analfabeto totalitario.
    Es por saber si además de escribir una línea con sus idioteces de costumbre nos estamos perdiendo alguna idea que se guarda.
    No conocemos que piensa de la explotación de los acuífero de nuestra Ciudad, el porqué nuestro ayuntamiento no sabe no contesta, y si existe una tremenda falta de conciencia ecológica y social producir un producto de alimentación, con sus millones de litros de agua, para después no recogerlo.
    ¿BM, que opinas de esto? Quieto no digas nada que la cagas. Mejor una idiotez y así enmascara tu analfabetismo. El día que opines nos daremos cuenta de que eres un tipo fallido.

  7. Vino la TVE lo cual está muy bien, pero con nulo resultado. Al igual si hubiesen venido el Inda o el Ferreras esto estaría…peor. Peor tampoco igual de mal. Lástima que esté jubilado José María García. Su crónica hubiese sido. » Escándalo monumental en Yecla. A esta ciudad murciana le siguen esquilmando los acuíferos y los «abrazafarolas» de la «casa» siguen sin reaccionar».

    Los datos son espeluznantes. TRES MILLONES de lechugas, que también pudieron ser de melones, NO RECOGIDAS.
    Esas lechugas sin recoger costaron CIENTO VEINTE MILLONES DE LITROS DE AGUA.
    La pregunta sería: ¿Este escándalo hasta cuándo?
    PD. No se buscan culpables (se conocen) se buscan soluciones, yaaaaa.
    Lo mismo es más efectivo un programa de investigación.

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses