Manifestación de fe en la Exaltación del Cristo del Sepulcro

6
1.088 views
alfredo javier ruiz

“Me atrevo a plantear ahora si no sería necesario hacer, aun necesitando tanto el agua, otro tipo de rogativas. 320 abortos en nuestra ciudad entre 2014 y 2017. 57 matrimonios se rompieron en Yecla durante 2017, el 50% de los realizados en ese mismo periodo. Se han celebrado 50 bodas en nuestras iglesias. El 40% de los niños que nacieron en Yecla durante el pasado año no fueron bautizados”. Estos datos formaron parte del discurso de Exaltación al Cristo del Sepulcro de 2018, realizado en la tarde del pasado sábado en el Auditorio Municipal Juan Miguel Benedito Rodríguez.

El acto se inició con la presentación de la revista “Rogativas”, la publicación que edita anualmente la Asociación de Caballeros del Santísimo Cristo del Sepulcro de Yecla con motivo de los cultos y tradicionales rogativas que se realizan en honor y veneración al patrono de la ciudad. La especialista en Biotecnología, Teresa Palao García se encargó de esta presentación detallando los interesantes contenidos de cada una de las páginas de la citada revista. Para amenizar el acto, se contó con la actuación musical del cuarteto de saxofones Saxibeb, que interpretó un programa de gran variedad temática.

El discurso de Exaltación al Cristo del Sepulcro estuvo a cargo del yeclano Alfredo J. Ruiz Azorín, quien dirigió sus primeras palabras hacia la Inmaculada Concepción: “¿Cómo no voy a hablar de ti? Si me llevas de la mano por las calles de la vida. Si eres la luz de mis ojos y el aroma de mis días… Esperanza en la sinrazón, mi refugio en la tentación”.

María, la muerte, la fe, la esperanza y Jesucristo se entrelazaron como argumentos de un discurso envuelto por la prosa poética, vibrante y conmovedor.

Alfredo J. Ruiz reflexionó acerca del significado de “la Sin pecado concebida (…) la madre protectora, comprensiva y cariñosa. La mirada de quien te da la mano y te escucha en los momentos más íntimos d felicidad y de tristeza, de angustia y de gozo. (…) Nos exhorta a contemplar a su Hijo y meditar junto a Él”.  Continuó mostrando que “la verdadera muerte es negar a Dios, es la ausencia de Cristo, es el pecado, es volver al espalda a su luz. (…) Por eso, cuando somos capaces de mirarlo a Él en la intemporalidad del Sábado Santo y ver más allá de la penumbra del sepulcro, también somos capaces de vislumbrar la luz de la mañana de la resurrección y de su gloria”.



Rotundidad y valentía

Acerca de la fe, Alfredo J. Ruiz afirmó que es “ese fruto del alma que nos llama a comunicar la alegría incontenible de la verdad, requiere de nosotros un continuo estar dispuestos. Necesita del silencio y de la escucha, de la paciencia y de la espera del momento en el que Dios te hablará y tú serás capaz de escucharlo”, porque “nosotros, los que nos reunimos alrededor del Cristo del Sepulcro, también necesitamos cultivar la fe. Una fe valiente y humilde. Una fe personal, pública y social”.

Ruiz Azorín hizo suyas las palabras de Joseph Ratzinger al referirse a la esperanza: “Un hombre desesperado no reza porque no espera; un hombre seguro de su poder y de sí mismo no reza, porque confía solo en él. Quien reza espera en una bondad y en un poder que van más allá de su propias posibilidades, confía en Jesucristo, confía en Dios”.

Actualizando su discurso, Alfredo J. Ruiz se refirió a Jesucristo como “la figura sobre la que gira la vida de gran parte de la humanidad. (…) Un hombre que vivió 33 años y comenzó a predicar cuando cumplió la treintena. Que no tuvo riquezas ni comodidades, ni la comprensión de muchos de sus vecinos. Que no murmuró en las redes sociales ni se apasionó por tener cientos de “me gusta”. (…) fue condenado por la ira del pueblo, la traición, la envidia, la maldad y la cobardía de sus dirigentes (…) entregó su vida por todos nosotros y resucitó de entre los muertos”.

Antes de concluir el discurso con el “Himno de vísperas”, Alfredo J. Ruiz dedicó la parte final a la verdadera Exaltación al Cristo del Sepulcro con unos versos cargados de sentimiento y devoción: “Al mirar tu rostro herido,/ cuando contemplo tus manos/ se estremece mi corazón. /Oh mi Cristo del Sepulcro,/ mi Padrenuestro yeclano.”


6 COMENTARIOS

  1. A pesar de todo la sociedad avanza y día a día, las ideas se estos fundamentalistas religiosos que cada vez que abren la boca nos dejan patidifusos ,se van quedando solos.

  2. Estamos para que venga el Sr Alfredo a darnos lecciones de abortos, divorcios y bautizos.
    Primeramente, de los 320 abortos que citas habría que estudiar las particularmente la causa de cada uno de ellos antes de abrir la boca.
    Segundo, el aguanta y agacha la cabeza, ha demostrado que trae situaciones de infelicidad, dependencia emocional y hasta de violencia de género.
    Tercero, el bautizar a un bebé aprovechando que no tiene capacidad de decisión, se podría llamar adoctrinamiento?.
    Os habéis preguntado porque cada día sois menos?

  3. 320 abortos realizados en Yecla en 2017, seguramente muy necesarios, de lo contrario no se habrían producido, no creo que ninguna mujer quiera verse en esa situación y si ha sido así, es por que las circunstancias personales no le eran nada favorables para traer un hijo/a al mundo, de vez en cuando sería bueno que a estos adalides provida se pusiesen en el lugar de esas mujeres, y así se darían cuenta que no es plato de buen gusto interrumpir un embarazo y no por ello se las debe criminalizar ni señalar con el dedo. Hay que ser un poquito mas humildes y empaticos.
    En cuanto a los matrimonios rotos, es una pena, o no, si una pareja ya no tiene nada en común y el “amor” a desaparecido o agotado pues para que quieren seguir estando juntos, hay demasiado drama con éste asunto y gran parte de culpa la tiene el amor romántico inculcado durante tantos años.
    Y lo de los hijos sin bautizar no lo voy ni a comentar porque me ha producido vergüenza ajena, por favor, que estamos en 2018, que algunos parecen que están viviendo en los años 40, que desastre.
    El monasterio sigue su curso.

  4. Un par de dudas que surgen de la lectura selecta del discurso: 1. ¿Está bien el titular de la noticia? ¿Fue una exaltación de fe o un acto de fe? 2. ¿Hubo recuento de herejes el lunes por la mañana, se ha echado en falta a alguien?

  5. Me considero muy católico, pro vida y muchas cosas más que llevo en mi interior. Pero una vez más me acabo de dar cuenta que la Yecla de Azorín era una sociedad mucho más avanzada que la actual.
    Qué mal hacen los birretes en época de crisis!!!

  6. Hoy me he levantado y tras leer este articulo me he dado cuenta que el diablo entró en mi cuerpo, que al no bautizar a mis hijos contra su voluntad en el momento que ellos no pueden opinar, cuando no creo en un Dios para que arregle este mundo, cuando creo que lo deberiamos arreglar nosotros, cuando respeto que las parejas hagan con su relación lo que estimen mejor y todas esas cosas que siempre de pequeño me contaron para que viviera con miedo, con temor de Dios, me he dado cuenta, que lo preocupante de verdad es la falta de agua, que debería llover a cantaros para que arrastara para siempre esa constumbre que tienen algunos de decirrnos hasta lo que tenemos que hacer en nuestra cama, espero que los propios datos que se aportan en este articulo, de que cada vez hay menos matrimonios por la iglesia les haga reflexionar sobre si estan haciendo algo mal. Mejor lo dejamos y procuramos vivir en paz, las armas las cargas el diablo. Valgame la nona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí