.
martes 09 agosto 2022

Vapes desechables de más de 1000 caladas y regulaciones de la TPD

Los dispositivos de vapeo desechable han ganado especial atención desde 2021, y su popularidad no ha hecho sino incrementar dramáticamente, mayormente en Norteamérica y Europa.

Las estadísticas estiman que el mercado de los vapes desechables habrá alcanzado la cifra de más de $3.3 mil millones de dólares para finales del 2022, con más de 5 millones de usuarios activos alrededor del mundo.

Ahora bien, existen regulaciones que fijan límites para las características de los cigarrillos electrónicos desechables que se pueden comercializar en Europa, lo cual puede ser tanto un punto a favor como en contra para el crecimiento de este mercado en el continente.

Hoy hablamos sobre los vapes desechables de más de 1000 caladas y las regulaciones de la TPD al respecto.

¿Qué es la ley TPD y cómo afecta la fabricación y comercialización de los cigarrillos electrónicos?

La ley TPD (siglas en español para Productos Derivados del Tabaco) lleva en vigor unos escasos 6 años.

Esta ley regula la producción y venta de productos del tabaco, cigarrillos electrónicos y sus depósitos, así como la composición de los e-líquidos y el nivel de nicotina máximo que puede contener.

El reglamento limita el contenido de nicotina de los e-líquidos, impone requisitos de envasado a prueba de niños y prohíbe ciertas prácticas publicitarias como la comercialización transfronteriza.

Veamos resumidas de forma sencilla las normativas que establece:

  • Se pueden comercializar e-líquidos con un máximo de 20 mg/ml de nicotina.
  • Los depósitos de los cigarrillos electrónicos tendrán una capacidad máxima de 2 ml de e-líquido.
  • Los e-líquidos no pueden contener colorantes, taurina o cafeína.
  • Se debe incluir advertencias e información relevante en los empaques sobre la presencia de nicotina.

¿Cómo afecta la ley TPD a los vapes desechables?

En cuanto a los vapes desechables, la ley TPD exige que cumplan con las normativas anteriores: lo cual implica que los dispositivos que se comercializan en la Unión Europea sólo pueden contener un máximo de 2 ml de e-líquido con un máximo de 20 mg/ml de nicotina en ellos.

Al ser vapes de un solo uso, esto limita la cantidad de caladas que se pueden obtener de ellos a unas 580-600, lo cual equivale aproximadamente a unos 30-45 cigarrillos convencionales.

Esto puede ser suficiente, o muy poco, en dependencia de los hábitos de cada vapeador. Por lo que en muchos países de Asia y en Norteamérica, existen vapes que prometen más de 1000 caladas, pudiendo encontrar incluso vapers de 1500 o 2000 caladas.

Esto claramente alarga la vida útil de los dispositivos, pero al mismo tiempo representa un problema ante la ley TPD. Sin embargo, los fabricantes han encontrado un vacío legal al cual anclarse para poder comercializar estos productos sin infringir la ley:

Venden vapes desechables con depósitos de hasta 8 ml, para lograr esa cantidad enorme de caladas, pero con e-líquidos libres de nicotina. Así, las versiones Zero Nicotine, de grandes marcas de cigarrillos electrónicos desechables como Elf Bar, Geek Bar o Vaporesso han logrado hacerse un hueco en un mercado que, al menos a corto plazo, promete continuar en aumento.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses