.
🌼 jueves 20 junio 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Los vinos se quieren sumar a la economía circular

Un proyecto del IMIDA y la Universidad de Murcia estudia cómo reutilizar todos los residuos de la elaboración de vinos

“De la uva se aprovecha todo”. Ese es el dicho que ahora se quiere hacer realidad hasta el último resquicio y mejorar tanto en la viña como en la bodega. El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), junto con la Universidad de Murcia, están trabajando en un proyecto de investigación que pretende que la elaboración de los vinos en la Región sea lo más sostenible posible y que se consiga la denominada economía circular con los residuos. Es decir, que se puedan aprovechar esos restos para otros sectores como puede ser el alimenticio o la cosmética.

El proyecto se denomina Vinecocir, “economía circular en la viticultura y enología murcianas. Un enfoque de marketing territorial y ambiental”. El trabajo ha cumplido el primero de los dos años que se ha marcado como tiempo para obtener resultados. La cadena vitivinícola genera residuos en la fase de cultivo, en las plantaciones, y en la de elaboración de los vinos, en la bodega.

El coordinador del equipo de Bioeconomía del IMIDA, José García, explica que se pretende que el sector genere la menor cantidad de residuos pero también “definir estrategias que minimicen el consumo de agua, o fertilizaciones lo menos impactantes con aportaciones mínimas”, explica.

Respecto al agua, la vid es un cultivo muy sacrificado que requiere de poca aportación de agua. Sin embargo, se quiere reducir aún más su consumo. “Estamos consiguiendo estrategias de riego con 900 metros cúbicos por hectárea. Es la mitad de lo que se requiere en otras partes de España con productores mayores pero con mucha menos calidad”, comenta José García quien insiste en que los vinos de la Región tienen que apostar por la calidad. “Debemos diferenciarnos por la calidad y porque nuestras producciones vitivinícolas son las menos impactantes medioambientalmente del mundo. Digo del mundo, no solo europeas. Eso y la uva monastrell como variedad diferenciada son nuestros mejores valores” 

En este primer año de investigación se ha trabajado mucho la parte de cultivo. En concreto, aspectos como la poda y su reutilización para compostaje de los siguientes cultivos con unos tratamientos biológicos para que sean lo más efectivos posibles. 

En la parte de bodega, se está investigando con los residuos. Ahora, buena parte de los desechos de la uva se llevan a destilación. El trabajo pretende que también sirvan como compostaje y más opciones. “Pueden servir para extraer sustancias destinadas a la industria de la cosmética o para la industria alimentaria con el fin de que se conviertan en aditivos”, comenta el coordinador del equipo de Bioeconomía del IMIDA. Esta parte es la que se pretende desarrollar durante el segundo año del estudio donde también se explorarán otras posibilidades para darle mayor valor. 

Cooperación con bodegas

En este proyecto participan distintas bodegas de las denominaciones de Jumilla, Bullas y Yecla. Entre ellas, Bodegas Castaño de la Denominación de Origen de los vinos de Yecla. Uno de sus responsables, Juan Pedro Castaño, asegura que su inclusión se ha debido a las características de la bodega. “Tenemos una gran experiencia con la uva Monastrell y nuestras circunstancias de terrenos y climatológicas. Nos ofrecieron estar en este proyecto que es muy interesante”.

Actualmente los restos de la elaboración de vinos de ésta y otras bodegas se gestionan de una forma tradicional. “Por ejemplo ahora trituramos la poda. Antes se quemaba. El raspajo ahora se tritura y se mezcla con estiércol y vuelven a la tierra. El orujo (la piel y la pepita de la uva) que se convierte en alcohol, también en aceites, o alimentos de ganado. Después de los trasiegos de los vinos se generan las lías que van a las alcoholeras. También hay restos que van destinados a la extracción de pigmentos”. 

Todo eso que ya se hace se pretende mejorar y ampliar las posibilidades con el proyecto de IMIDA y la Universidad de Murcia. “Ahora nos van a dar una base científica para ver qué se hace y ver qué recorrido tenemos. Es la mentalidad de la economía circular. Hay que aprovecharlo para arrancar al máximo las posibilidades”, explica este gerente de la bodega yeclana.

La sostenibilidad medioambiental ya no es algo que se tenga en cuenta, sino que es un pilar fundamental en la producción vitivinícola en la mayor parte de la Región. “Desde hace años estamos sin usar pesticidas en las viñas con un sistema de feromonas que consigue el mismo resultado, pero de forma ecológica. El consumidor ya lo exige y creemos en ello en Bodegas Castaño. Estamos haciendo las cosas bien”, afirma el responsable de esta bodega.

Esta es otra forma de hacer agricultura muy diferente a la de los cultivos intensivos.


 

Ángel Alonso
Ángel Alonso
Director de elperiodicodeyecla.com. Entró a formar parte de este medio de comuncación en 2003 y en 2008 digitalizó lo que era un medio local impreso. Especilizado en información local de Yecla.

“De la uva se aprovecha todo”. Ese es el dicho que ahora se quiere hacer realidad hasta el último resquicio y mejorar tanto en la viña como en la bodega. El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), junto con la Universidad de Murcia, están trabajando en un proyecto de investigación que pretende que la elaboración de los vinos en la Región sea lo más sostenible posible y que se consiga la denominada economía circular con los residuos. Es decir, que se puedan aprovechar esos restos para otros sectores como puede ser el alimenticio o la cosmética.

El proyecto se denomina Vinecocir, “economía circular en la viticultura y enología murcianas. Un enfoque de marketing territorial y ambiental”. El trabajo ha cumplido el primero de los dos años que se ha marcado como tiempo para obtener resultados. La cadena vitivinícola genera residuos en la fase de cultivo, en las plantaciones, y en la de elaboración de los vinos, en la bodega.

El coordinador del equipo de Bioeconomía del IMIDA, José García, explica que se pretende que el sector genere la menor cantidad de residuos pero también “definir estrategias que minimicen el consumo de agua, o fertilizaciones lo menos impactantes con aportaciones mínimas”, explica.

Respecto al agua, la vid es un cultivo muy sacrificado que requiere de poca aportación de agua. Sin embargo, se quiere reducir aún más su consumo. “Estamos consiguiendo estrategias de riego con 900 metros cúbicos por hectárea. Es la mitad de lo que se requiere en otras partes de España con productores mayores pero con mucha menos calidad”, comenta José García quien insiste en que los vinos de la Región tienen que apostar por la calidad. “Debemos diferenciarnos por la calidad y porque nuestras producciones vitivinícolas son las menos impactantes medioambientalmente del mundo. Digo del mundo, no solo europeas. Eso y la uva monastrell como variedad diferenciada son nuestros mejores valores” 

En este primer año de investigación se ha trabajado mucho la parte de cultivo. En concreto, aspectos como la poda y su reutilización para compostaje de los siguientes cultivos con unos tratamientos biológicos para que sean lo más efectivos posibles. 

En la parte de bodega, se está investigando con los residuos. Ahora, buena parte de los desechos de la uva se llevan a destilación. El trabajo pretende que también sirvan como compostaje y más opciones. “Pueden servir para extraer sustancias destinadas a la industria de la cosmética o para la industria alimentaria con el fin de que se conviertan en aditivos”, comenta el coordinador del equipo de Bioeconomía del IMIDA. Esta parte es la que se pretende desarrollar durante el segundo año del estudio donde también se explorarán otras posibilidades para darle mayor valor. 

Cooperación con bodegas

En este proyecto participan distintas bodegas de las denominaciones de Jumilla, Bullas y Yecla. Entre ellas, Bodegas Castaño de la Denominación de Origen de los vinos de Yecla. Uno de sus responsables, Juan Pedro Castaño, asegura que su inclusión se ha debido a las características de la bodega. “Tenemos una gran experiencia con la uva Monastrell y nuestras circunstancias de terrenos y climatológicas. Nos ofrecieron estar en este proyecto que es muy interesante”.

Actualmente los restos de la elaboración de vinos de ésta y otras bodegas se gestionan de una forma tradicional. “Por ejemplo ahora trituramos la poda. Antes se quemaba. El raspajo ahora se tritura y se mezcla con estiércol y vuelven a la tierra. El orujo (la piel y la pepita de la uva) que se convierte en alcohol, también en aceites, o alimentos de ganado. Después de los trasiegos de los vinos se generan las lías que van a las alcoholeras. También hay restos que van destinados a la extracción de pigmentos”. 

Todo eso que ya se hace se pretende mejorar y ampliar las posibilidades con el proyecto de IMIDA y la Universidad de Murcia. “Ahora nos van a dar una base científica para ver qué se hace y ver qué recorrido tenemos. Es la mentalidad de la economía circular. Hay que aprovecharlo para arrancar al máximo las posibilidades”, explica este gerente de la bodega yeclana.

La sostenibilidad medioambiental ya no es algo que se tenga en cuenta, sino que es un pilar fundamental en la producción vitivinícola en la mayor parte de la Región. “Desde hace años estamos sin usar pesticidas en las viñas con un sistema de feromonas que consigue el mismo resultado, pero de forma ecológica. El consumidor ya lo exige y creemos en ello en Bodegas Castaño. Estamos haciendo las cosas bien”, afirma el responsable de esta bodega.

Esta es otra forma de hacer agricultura muy diferente a la de los cultivos intensivos.


 

Ángel Alonso
Ángel Alonso
Director de elperiodicodeyecla.com. Entró a formar parte de este medio de comuncación en 2003 y en 2008 digitalizó lo que era un medio local impreso. Especilizado en información local de Yecla.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

2 COMENTARIOS

Ángel Alonso
Ángel Alonso
Director de elperiodicodeyecla.com. Entró a formar parte de este medio de comuncación en 2003 y en 2008 digitalizó lo que era un medio local impreso. Especilizado en información local de Yecla.
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses