Préstamos personales a plazos, ¿cómo funcionan?

0
370 visitas
préstamos

Para cumplir los deseos o hacer frente a situaciones imprevistas que requieren de recursos económicos. Esos son los dos principales motivos por los que se piden los créditos personales.

Si lo primero que se te ocurre a la hora de conseguir recursos económicos extraordinarios es coger la tarjeta de crédito que tienes asociada a tu banco de toda la vida, piénsatelo. Los intereses que se pagan por la financiación con las tarjetas son muy superiores a los de otras vías.

Tampoco el empeño de objetos personales puede ser siempre la mejor opción ya que las tasaciones son muy inferiores al valor real de lo empeñado que además tienen otros aspectos sentimentales que no tienen precio.

También está la opción de pedir a amigos y familiares una ayuda económica en ciertos momentos.

Pero hay otras opciones. Las nuevas oportunidades de la economía global favorecida por internet está ofreciendo un amplio abanico de posibilidades de financiación para particulares.

A la hora de contratar un préstamos personal a plazos hay que tener en cuenta varios factores pero los esenciales pueden ser estos: el tipo de interés que aplica la prestamista, el tiempo de devolución fijado y los intereses de demora que se pagarán en caso de que no puedas devolver en el tiempo acordado el préstamo que has suscrito.

La mayoría de las personas que piden un crédito a plazos en España lo devuelve. Así lo dice la estadística. Un 90% de los clientes devuelve en tiempo y forma el dinero que se le prestó.

Hay que tener en cuenta que las empresas crediticias, como Loando, estudian las características de cada cliente a la hora de determinar factores como el tipo de interés.

Si por alguna razón has tenido problemas a la hora de devolver un préstamo anterior y estás en el denominado fichero de morosos, no creas que nadie te va a prestar más dinero. Hay empresas que sí lo harán. Eso sí, ten en cuenta que sus condiciones serán más gravosas para tu bolsillo.

Los préstamos de este tipo conllevan un interés fijo. Esto significa que desde el primer momento y hasta el final no hay sorpresas a la hora de saber qué es lo que tienes que pagar.

Son préstamos que se devuelven en un periodo corto de tiempo que se fija por las partes desde el primer momento.

Y, también importante, las entidades realizan los estudios de concesión o rechazo en un periodo de tiempo muy breve. Una vez que se te conceda el dinero que necesitas verás el dinero en tu cuenta rápidamente.

¿Cuál es el mejor préstamo que hay en el mercado para tus necesidades? Es una pregunta que no tiene una contestación fácil. Lo cierto que es que depende de las características económicas de cada persona y también de las necesidades que tenga en ese momento.

La mejor recomendación es que compare las características de cada oferta que encuentre y posteriormente deténganse a leer y entender lo que suscribe con la entidad financiera para que no tenga sorpresas desagradables.


[hana-code-insert name=’Addoor’ /]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí