La protección del Monte Arabí y las medias verdades malintencionadas políticamente

No sobra nadie en la lucha contra el cambio climático, ni en la protección y conservación del medio ambiente, ni en la defensa de nuestros recursos, nadie.

A lo largo de la historia la sociedad se ha enfrentado continuamente a grandes retos y ha sido la unión de todos la que ha hecho posible hacerles frente, aunque exista una diferencia de matices y de interpretación dentro de la propia sociedad.

La defensa del medio ambiente y la necesidad de evolucionar hacia una sociedad más sostenible es el mayor reto al que nos enfrentamos en la actualidad, motivo por el cual se precisa de la suma y la implicación de todos para alcanzarlo.

Sin embargo hay un constante intento por parte de la izquierda que parece querer apropiarse ideológicamente de esta labor. Podemos ver como se desprecian las aportaciones que otros realizan, tratando de monopolizar la defensa del medio ambiente. 

Flaco favor hacen a la defensa del medio ambiente aquellos que se dedican a buscar el enfrentamiento en vez de trabajar en la unidad social, se dedican a dividir en bandos, tratando de patrimonializar la defensa del medio ambiente. Hasta tal punto que da la sensación que el interés último de sus acusaciones y ataques, a los que no piensan como ellos, no es su preocupación por la conservación del medio ambiente, sino el beneficio político que pueden alcanzar despreciando el trabajo realizado por los demás.

No será casualidad que en el término municipal de Yecla no encontramos urbanizaciones, ni granjas de ganadería intensiva, ni nuevas canteras, algo se habrá hecho en el camino. Sin embargo, suele ser continua y constante la descalificación hacia el trabajo que realiza el Equipo de Gobierno, una actitud que aparenta buscar la división social y renegar de lo que pueden aportar en materia de protección medioambiental aquellos que no piensan como ellos. En definitiva, como si a los demás no nos preocupara el futuro de nuestros hijos, la conservación de nuestro patrimonio, nuestros recursos naturales, nuestro paisaje o las consecuencias del cambio climático.

No sobra nadie en la lucha contra el cambio climático, no sobra nadie en la protección y conservación del medio ambiente, no sobra nadie en la defensa de nuestros recursos, nadie.

Porque la defensa del medio ambiente comienza en nuestro entorno más cercano, en casa con nuestros hábitos cotidianos, en un consumo racional de recursos naturales y una dieta de alimentos de proximidad y de temporada, en nuestra forma de actuar en la sociedad, en el reciclado de residuos, en la reducción de desechos, en la reutilización de objetos o en el respeto por el entorno de zonas verdes y los parajes naturales.

Para alcanzar este objetivo se precisa de la participación unánime, también la aportación de la izquierda es necesaria y hace falta que abandone esa postura rupturista y segregadora para poder sumar y con ello orientar los esfuerzos en la misma dirección.

Tenemos en Yecla muchas acciones de protección medioambiental que servirían de muestra pero sin duda el ejemplo más claro es el Monte Arabí. Por mucho que repitan una y otra vez que el Partido Popular no ha hecho nada para proteger el Monte Arabí, no son las palabras sino los hechos, los que desmienten esas acusaciones y dejan en evidencia a quienes las realizan.

Porque fue un gobierno del Partido Popular el que tramitó la compra del Monte Arabí y lo salvó de la cantera que lo amenazaba en 1999, además de continuar ampliando la propiedad municipal con la adquisición de diversas parcelas, entre las que se encuentra la compra del ‘pocico de la Buitrera’ hace unos años.

Porque bajo gobiernos del Partido Popular se han implantado todas las figuras de protección con las que cuenta el Arabí; la declaración de ‘Bien de Interés Cultural’ en 1996, la declaración de ‘Patrimonio de la Humanidad’ en 1998, la aprobación de normas de uso y gestión en el 2000 y la distinción con la figura de protección de ‘Monumento Natural’ el pasado 2016 y que a pesar de no ser obligatorio, se está ultimando la redacción del ‘Plan de Uso y Gestión’ dentro del ‘Plan Integral de Gestión de los espacios naturales protegidos del Altiplano’.

De igual manera, desde su compra por parte del Ayuntamiento de Yecla no han cesado las actuaciones constantes para la mejora de su conservación y la recuperación de la biodiversidad. En esa línea se cerró el acceso de los vehículos a motor al monte, se implantó una red de charcas para mejorar el hábitat, se han eliminado senderos, se han repoblado zonas desforestadas y se han establecido áreas de reserva, así como los continuos trabajos de silvicultura.

También se ha actuado sobre los bienes patrimoniales con la limpieza y consolidación de las zonas de ‘cazoletas’ y de las pinturas rupestres y la instalación de nuevos cerramientos que aportan mayor protección a las pinturas y generan un menor impacto en el paisaje.

Y todo esto gracias a la aportación y la implicación de todos; de ANIDA y del resto del tejido asociativo de nuestra ciudad, del trabajo de los técnicos municipales y de una clara determinación política del gobierno municipal.

Porque es la suma colectiva de los yeclanos la que nos hará alcanzar los grandes objetivos de transformación hacia una sociedad más sostenible, como quedó claro en la reacción de toda la sociedad yeclana al oponerse de manera unánime y contundente ante un proyecto de granja porcina que amenazaba  nuestro Monte Arabí; y liderados por el Alcalde todos los grupos de la Corporación Municipal, sin fisuras, pusieron voz en las instituciones políticas y judiciales al movimiento social impulsado por la Plataforma Ciudadana “Salvemos el Arabí y Comarca” 

Como en su día ocurrió con el proyecto de cantera, demostrando que para la defensa del medio ambiente hacemos falta todos, y no es el mejor camino andar generando crispación social y división, contando medias verdades en lo que se refiere al medio ambiente. 

La aportación e implicación social es necesaria y ésta sólo puede surgir desde el respeto al trabajo de todos, independientemente de la ideología política de cada uno, huyendo de la utilización partidista de algo que nos incumbe a todos los yeclanos, como es la defensa del monte Arabí.    

Artículo de opinión del portavoz adjunto del equipo de gobierno del Partido Popular en el ayuntamiento de Yecla, Jesús Verdú


 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

8 Comentarios

  1. Creo sinceramente que el planeta tierra está cambiando constantemente, y dudo que una especie la ponga en peligro, en todo caso una especie puede poner en peligro las condiciones que necesita para subsistir, pero otra la sustituirá y la rueda comenzará de nuevo, la especie humana es muy pretenciosa, es cierto que siendo débil ha conseguido sobrevivir t transformar un entorno hostil y sobre todo superpoblar un planeta de recursos limitados. Lo demás son intereses de unos contra otros que ciertos grupos utilizan con mucha habilidad y sustanciosos beneficios.

  2. Jesús, ten la consideración de no mencionar a ANIDA en tus diatribas políticas. Especialmente cuando jamás se nos ha hecho caso alguno en cualquier cosa que tenga que ver con la protección del medio ambiente. Otro día, si te parece, hablamos de urbanizaciones, proyectos fotovoltaicos, canteras y granjas porcinas. Buenas noches.

    • Buenas tardes señor o señora de ANIDA, termino de leer el artículo en cuestión, me ha parecido bastante razonable lo que dice, pero mi extrañeza a sido cuando leo su comentario (quizás un poco autoritario) y , perdóneme, lo veo un poco ridículo y falto de sensibilidad, ya que en el artículo, no veo que se hable mal de ANIDA, sino todo lo contrario, en su comentario se le ven reproches encubiertos y ganas de armar bronca, usted sabrá por que, quizás por asuntillos anteriores, pero reconozca que su actuación en lo escrito en su comentario no es la más apropiada.
      P D. No soy este señor del artículo, ya que apenas lo conozco, y no forma parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento, soy un simple ciudadano, jubilado que vive tranquilamente en su casa, pero que me gustan las cosas bien hechas y bien dichas, eso si, me fastidia mucho la demagogia.

  3. ¡Buen ejercicio de travestismo político! La derecha representa al modelo económico capitalista (revisable) en unos momentos donde el planeta dice basta ya de abusos. Los nitratos del campo de Cartagena que iban a parar el Mar Menor fue una «bendición económica» durante un tiempo para grandes corporaciones y multinacionales que han sacado tajada a cuenta de cargarse el Mar Menor. Caso del expolio de las aguas subterráneas en esta Comarca para beneficio de unas empresas donde su gran objetivo es el máximo beneficio. Cuándo hayan agotado los recursos hidricos se largan a otro sitio. Nada de actividades sostenibles. Otro tanto con las macro granjas.
    Los economistas conservadores siempre han reivindicato el «dejar hacer». Nada de trabas a la actividad económica, no injerencia con leyes restrictivas que protejan el medio ambiente… resta beneficio. ¿Cuántos políticos de la derecha conoce el concejal que niegan el cambio climático? Conozco a Trump.
    Todo lo relativizan sobre el medio ambiente. Aún recuerdo el colosal accidente del prestige en las costas gallegas, un buque cargado de petróleo que inundó las costas de chapapote, para Rajoy eran unos «hilillos».
    Si la derecha se quiere sumar al cambio sostenible bienvenidos sean, pueden iniciarse en ir regulando la sobre-explotación de las aguas de esta Comarca. Si recargamos los acuíferos en 10, no sacar 15 (ejem)
    Sobre el Monte Arabí se le olvidó al Concejal decir para cuándo tiene previsto aprobar unas normas de uso y gestión. Por no quedarme solo en la crítica diré que me gusta la música, el carácter conciliador del concejal, ahora le tiene que poner letra.

  4. De verdad este señor nos quiere hacer creer que sin la izquierda habría alguna protección? Si no hubiera izquierda habría cantera en el Cuchillo, el Arabí seguiría siendo privado, habría una granja en el Arabí, en los parajes naturales se harían mil fechorías más y nos habríamos comido alguna que otra urbanización ruinosa en los 2000. Todo eso no lo hizo el PP porque la izquierda lo denunció y le sacó los colores a la derecha.

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses
- Publicidad -