Los viticultores de la D.O Yecla no pagarán este año la cuota de la cosecha 

1
recogida de la uva bolsa de empleo cuota de la cosecha

La crisis del coronavirus está provocando graves daños en sectores como la viticultura que ha visto mermadas las ventas de vino.

Con el arranque de la vendimia, desde el órgano de gestión de la Denominación de Origen Yecla han anunciado que retiran la cuota de la cosecha de 2020 a los viticultores, tras los aplazamientos y la flexibilidad que ya se habían ido aprobando previamente.

Se trata de una cuota que pagan los hombres y mujeres del campo que tienen sus cosechas de uva reguladas dentro de la Denominación de Origen Yecla. El precio es de seis euros por hectárea de regadío y tres euros si se trata de secano.

Una medida que beneficia a unos 350 agricultores que se encuentran dentro de la Denominación de Origen Yecla.

Desde la Denominación de origen Yecla se explica que esta medida de retirar la cuota de la cosecha se ha tomado tras realizar una comparativa en la comercialización del primer semestre del 2020 con el año anterior. “En ella hemos visto que en 2019 se comercializaron 3.431.824 de litros mientras que en 2020 la cantidad ha sido de 2.198.550 litros, lo que supone una reducción del 35,9%”, explica el secretario de la D.O. Yecla, Antonio Candela, que resalta el dato cxomo un indicador claro que “demuestra que efectivamente el sector está siendo golpeado por la crisis y que salir adelante exigirá un enorme esfuerzo colectivo”.

 

Vendimia

La atención de la Denominación de Origen Yecla está dirigida a la vendimia 2020. Aunque aún es pronto para poder aportar valores concretos, desde la entidad reguladora de los vinos de Yecla aseguran que se prevé una buena calidad de la uva, así como una producción en torno al 15% mayor a la del año pasado, dentro de la media registrada durante la última década. El pasado año fueron 10.595.430 kilos de uva los que se recogieron. Una vendimia de 2019 que fue inferior a las anteriores.

“Esperamos un adelanto en la vendimia de las variedades blancas de entre 10 y 15 días con respecto al año pasado. En cuanto a las uvas tintas, será la evolución registrada durante estos últimos días de agosto la que nos pueda anticipar una fecha de comienzo”, explica Antonio Candela.

El sector tiene por delante un año incierto, “pero confiamos en la calidad de nuestra uva y nuestros vinos para hacer frente a los nuevos retos a los que nos enfrentamos”, explica el secretario de la organización.


 

1 COMENTARIO

  1. No creo que el sector se vea muy afectado por la crisis. Al que le guste el vino lo va a comprar igual. Al menos este es mi caso. Los que compran vino a granel igual, es un vino barato y no creo que disminuya el consumo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí