.
lunes 26 septiembre 2022

Pedro José Azorín homenajea a los agricultores en su anuncio de las Fiestas de San Isidro

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

No fue muy extenso y se ciñó a repasar lo que son los pilares en los que fundamenta su relación con las Fiestas de San Isidro. El que fuera presidente de la Federación de Peñas de San Isidro, Pedro José Azorín, ha pregonado las Fiestas de San Isidro 2022 en un acto desarrollado en el Teatro Concha Segura de Yecla con el que ya se pone en evidencia que quedan apenas unos días para que comiencen los actos centrales de estas celebraciones.

Este enólogo de profesión no olvidó poner una botella de vino sobre el escenario y brindar por sus fiestas.

De origen labriego y amante de las Fiestas, su discurso empezó con un sentido homenaje a los agricultores de cuyo seno nació, allá por el siglo XIX, la idea de venerar con festejos a su patrón, San Isidro Labrador.

El pregonero dijo que los agricultores “son gente de corazón noble y espíritu tenaz, optimistas y pacientes. Labrados a golpes de una fatiga que se tiene, pero que no se dice” y añadió que no somos conscientes de que cada vez que tenemos entre nuestras manos un producto del campo, “disfrutamos de los sueños, de los anhelos, de la esperanza, del trabajo duro, de la experiencia, de la ilusión con la que trabajan el campo y evidentemente del legado que nuestros antepasados nos dejaron”.  

Origen las Fiestas

Unos hombres y mujeres del campo que a finales de 1816, un pequeño grupo de 32 agricultores, “decidieron aunar esfuerzos para llevar agua a los campos de Yecla y conseguir así la prosperidad, el avance y el desarrollo económico de nuestro pueblo mediante el alumbramiento de un pozo al que denominaron San Isidro”, expuso Pedro José como inicio de las celebraciones en honor a San Isidro. 

Una parte del discurso del que fuera presidente de la Federación de Peñas lo dedicó a esos años al frente de la entidad que organiza las fiestas. Fueron años complicados por la toma de decisiones, pero una etapa que el pregonero recordó con mucho cariño y agradecimiento a las personas que le acompañaron en el camino. “El sentimiento que me ha invadido desde que dejé las riendas de la federación es el de gratitud. Y gratitud con mayúsculas”, expresó.

pedro josé azorín pregón

En este sentido, el pregonero formó parte de la historia de una federación que consiguió la declaración de Interés Turístico Nacional para estas fiestas el pasado año. Un logro “no sólo por la difusión que supone para las Fiestas que también, sino por el reconocimiento al esfuerzo de tantas Juntas directivas desde el comienzo de la Federación en el año 2000. De las peñas por mantener y superar el nivel en sus carrozas, conservar la vestimenta tradicional, de las reinas y damas por su labor, de los grupos folclóricos por mantener viva nuestra cultura y de tanta otra gente”, dijo emocionado el pregonero.  

También hizo referencia al alma de las fiestas como son las peñas. Grupos humanos que son mucho más que un conjunto de personas que se reúnen para elaborar las carrozas. Destacó la labor de socialización, de unión, de intercambio de ideas y pareceres de las peñas, “es la comunicación, el compartir un momento de charrica (como aquí decimos), el relacionarnos diariamente”.

 

Parte personal

Los años al frente de la Federación supusieron también un sacrificio en lo personal para Pedro José Azorín quien hizo referencia al esfuerzo que su familia y él mismo tuvieron que hacer para darle el tiempo y el esfuerzo que requería el cargo.

pedro josé azorín pregónDedicó palabras de cariño a su mujer y sus hijas. Sin olvidarse de su padres y sus antepasados labriegos. “Durante mi infancia tuve la suerte de poder compartir muchos momentos con mis abuelos en el campo tanto maternos como paternos, donde me enseñaron el valor del esfuerzo…” expresó.

Las últimas palabras del pregonero se las dedicó a todos los que comparten la pasión por las Fiestas de San Isidro. “Somos gente que ama unas fiestas, que se identifica con una vestimenta tradicional, que cuando nos ponemos la faja o el típico refajo yeclano nos invade un sentimiento indescriptible”.

Y terminó recordando a los que la pandemia se ha llevado. “Pero sin duda este año, para todos nosotros, cada papelico, cada paso en un desfile, cada uno de los momentos disfrutados, será un homenaje, un recuerdo para todos los familiares, amigos, gente de fiestas que no podrán acompañarnos nunca más”.

De manos de la alcaldesa, Remdios Lajara, y del actual presidente de la Federación de Peñas, Antonio Ortuño, el pregonero recibio las habituales distinciones.


 

 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -
- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses