Un autogol en la prórroga deja a un gran Yeclano fuera de la Copa

3
1.337 views
melilla yeclano

Corría el minuto 115 de la prórroga. El Yeclano Deportivo no había cometido ni un fallo hasta ese momento. Pero se le escapó al capitán. Chino, intentando desviar un balón desde la izquierda, acabó metiendo el balón en la portería de Francesc. Un inmerecidísimo 1-2 que deja al Yeclano fuera del torneo del KO. El Melilla, que no fue mejor, pasa a segunda ronda gracias a su efectividad de cara a puerta y a ese último golpe de suerte. 

Ambientazo en La Constitución. Cerca de 3.000 personas llenaban las gradas para ver el primer partido de Copa en casa desde 1993. El Yeclano jugó todo el partido con mucha cabeza, sabiendo que tenía enfrente a un equipo superior, uno de los cocos de la Segunda B. La primera media hora se jugó sin sobresaltos, hasta que Vivanco, uno de los mejores del partido, lanzó un chut que se estrelló en el larguero en el minuto 39.

El Yeclano llegaba con más peligro, mientras que el Melilla se quedaba a verlas venir y a jugar su baza al contraataque. Poco más que contar en la primera mitad. Solo un disparo de Alayeto que hizo cantar gol a más de uno, si bien salió rozando el palo derecho del meta melillense. 

Los goles, en la segunda parte

En la segunda parte, más de lo mismo. Los de Sandroni, sin complejos, lanzados al ataque de la mano de un soberbio Fenoll. En el minuto 56′, primer cambio. Se iba Carlos Felipe y entraba al campo el killer Iker Torre. El Yeclano ponía toda la carne en el asador.

Sin embargo, apenas cuatro minutos después, en una de las pocas jugadas del Melilla llegaba el gol para los visitantes. Un soberbio cabezazo de Yacine ponía el 0-1 ante la estirada de Francesc, que nada pudo hacer. 

Injusto gol e injusto resultado. Pero la afición lo sabía y por eso no dejó de animar al equipo. Todos teníamos claro que había capacidad suficiente para igualar el partido. Se fue Alayeto, saltó Tonete. Sandroni no quería perder el choque. 

Y así fue. En una gran jugada, el tanque, el killer, Iker Torre, se lanzó en plancha para meter un golazo de cabeza que puso en pie a toda la grada. Memorable. 

No hubo tiempo para mucho más, solo para que el Melilla perdonara el 1-2 y metiera a todos le miedo en el cuerpo. Con este resultado, se llegó a la prórroga.

La mala suerte se cebó con el Yeclano

En la prolongación hubo más miedo que fútbol. Eso sí, Francesc demostró ser todo un porterazo, salvando al Yeclano en un par de ocasiones claras. Los dos equipos tuvieron opciones, pero ninguno se atrevía a lanzarse con claridad al ataque. 

Parecía que todo se iba a decidir en los penaltis. Pero no fue así. Llegó el gol de Chino en propia puerta. Era el minuto 115. No quedaba tiempo para más. Solo para una tarjeta roja. Campoy se fue a la calle al evitar el tercer gol de los visitantes cuando Yacine se marchaba solo en dirección a Francesc. 

El árbitro dio el pitido final y los jugadores, abatidos, cayeron al suelo. Sobre todo Chino, sin duda el jugador más afectado. Aun así, la afición supo agradecer el esfuerzo y coreó al equipo durante varios minutos. Ahora queda levantarse y pelear por el ascenso. De lo que no cabe duda es de que hay equipo para ello. 

Melilla prórroga yeclano copa del rey
Varios jugadores consuelan a Chino

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí