La Banda de Yecla graba su nombre con letras de plata en Cullera

0
1.368 visitas
banda cullera premio certamen

La Banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla se enfrentaba este domingo a su mayor reto desde el certamen de Kerkrade. Lo hacía en un escenario difícil, Cullera, corazón de la música de bandas de todo el mundo. Y ante rivales de mucho renombre: la Sociedad Musical Artística Manisense de Manises y la Sociedad Filarmónica Unión Musical de Agost, dos bandas que atesoran varias decenas de premios de primerísimo nivel. 

El certamen comenzó por la mañana, con la actuación de las dos bandas valencianas. Primero, ambas desfilaron desde el Ayuntamiento al Auditorio de Cullera, entre los aplausos del público, que se agolpaba en las calles para ver el recorrido de ambas bandas, si bien la de Manises apenas desfiló unos metros después de pasar el ayuntamiento, ante la sorpresa de los espectadores que los esperaban en la zona del auditorio. 

La Banda de Yecla se llevó el premio al mejor desfile
La Banda de Yecla se llevó el premio al mejor desfile

Primero Manises, después Agost

Quizá fue porque era la primera banda en saltar al escenario del magnífico y envidiable auditorio de Cullera. Su actuación dejó boquiabierto al público, que no pudo más que responder con un merecido y entregado aplauso. Tanto la interpretación de Dragut, el pirata obra obligada, como de El Jardín de Hera, obra libre elegida por su director, el holandés  Bram Sniekers, fue, sencillamente perfecta. Lo mismo con el pasodoble de apertura, Tercio de Quites, del maestro Rafael Talens, natural de Cullera.

Cierto es también que la banda de Manises, que cuenta con más de 130 músicos en plantilla titular, llegó a Cullera con 90 efectivos de primer nivel, pues era este el número máximo de músicos que permitía el certamen. Aun así, esto no es excusa. Fueron los mejores y dignos merecedores del primer premio.

Tras ellos, actuó la banda de Agost. Abrieron su actuación con el pasodoble Cielo Andaluz, siguieron con Dragut, el pirata y cerraron con Duende, una obra de gran dificultad, que interpretaron de forma brillante, pero con pequeños matices que fueron, probablemente, los que después decantaron la balanza del lado yeclano. De hecho, quienes escuchamos a las tres bandas teníamos claro que segundo y tercer premio iban a estar muy reñidos entre la banda alicantina y la murciana. 

Llega el turno de Yecla

A mediodía, la banda de Yecla se concentró en la sede de la banda Santa Cecilia de Cullera para comer. Desde ahí comenzó el desfile que les llevó a la puerta del Ayuntamiento de Cullera. Interpretaban Churumbelerías con soltura y lucimiento. El jurado, desde el balcón evaluó la interpretación de la banda, así como su desfile. A la postre, esta actuación daría el primer premio de la noche, pues la banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla recibió un premio de 1.000 euros por ser la mejor banda en el pasacalle. 

banda cullera premio desfile

Un poco después, en torno a las 17:30 horas, los músicos saltaron al escenario en perfecto orden. Tras la subida de los 90 músicos y las pertinentes presentaciones, salió Ángel Hernández al escenario, vitoreado por el público, mayoritariamente yeclano, que abarrotaba el, reitero, envidiable Auditorio de Cullera. 

Arrancaron entonces los acordes de SUMY, el pasodoble compuesto por el maestro Ortuño, primer director de la banda de Yecla, y que ayer emocionó a más de uno, incluido el que esto escribe. Sin duda, hacía falta escuchar una versión tan cálida de un pasodoble sencillo, pero que llega al corazón de muchos yeclanos, sobre todo de los músicos. 

Dragut, punto álgido

Comenzó entonces, la que creo, fue la mejor interpretación que protagonizó la banda en la tarde de ayer. La versión de Dragut, el pirata, la obra obligada, fue sencillamente magistral. Y, a falta de que el jurado publique las actas detalladas, aventuro a decir que fue esta obra la que decantó el segundo premio final. La fuerza y espectacularidad de la banda, con lucha de espadas al borde del escenario incluida para recrear las andanzas del pirata que siglos atrás asoló Cullera, ensimismó al público. Musicalidad, afinación, contrastes… La banda lo dio todo sobre el escenario y el resultado fue plausible. 

Después, llegó el turno de Gloriosa, la obra libre, compuesta por el japonés Yasuhide Ito. Hace unos meses, la banda la interpretó en el certamen de Murcia. Mucho ha llovido desde aquella versión. El giro que Ángel y los músicos han dado a esta obra fue tal, que parecía otra. Los momentos de recogimiento que esconden estos compases llegaron a lo más dentro de quienes ocupábamos las butacas.  

Tras el apoteósico final de Gloriosa, el público se puso en pie para despedir a la banda y al director. La suerte estaba echada. Pero, pasara lo que pasara, la Banda de Yecla había puesto el listón alto y demostraba, una vez más, que en los grandes escenarios es donde más da la talla. Lo hizo en Italia, lo repitió en Valencia (aunque sin premio), lo demostró en Kerkrade (donde quedó campeona del mundo en su categoría) y lo remató anoche en Cullera.  

Un mano a mano de vértigo

Una vez concluida la actuación de las tres bandas en concurso, llegó el turno de las dos bandas de Cullera. Es tal el tamaño de ambas formaciones (en torno a los 150 músicos cada una) que no caben en el escenario del Auditorio. De ahí, que actuaran en un parque que hay justo al lado y donde se congregaron cerca de 1.500 espectadores. De hecho, este certamen y el posterior concierto de las bandas locales es uno de los platos fuertes de las fiestas de la ciudad levantina, que se celebran estos días.

Y es que en Cullera se apuesta por la música con mayúsculas. Auditorio cubierto (de sonoridad inigualable), auditorio al aire libre y un público entregado. Eso sí, con una rivalidad sana entre ambas bandas digna de ver.

A esto hay que sumar un Ayuntamiento volcado con la música, tanto que, además de existir una concejala dedicada exclusivamente a actividades musicales, el alcalde manifestó que todas las formaciones políticas habían acordado por unanimidad pelear por conseguir que la ciudad sea declarada «Ciudad Musical» de la Unesco. Sin olvidar los certámenes que organizan cada año: el de ayer, más antiguo de España con 72 ediciones a sus espaldas y el que desde hace una década celebra en torno a la música de cine

Solo hay que ver el despliegue de este domingo (ya no solo en premios y ayudas a las bandas que participaron en el certamen, unos 25.000 euros), sino por todo el montaje técnico, de escenario y de luces que pudimos admirar en el concierto del parque. Sin exagerar, puedo afirmar que el Ayuntamiento de Cullera invirtió ayer más de 40.000 euros en música de bandas.

De hecho, las dos bandas de la ciudad demostraron su magnífico potencial y deslumbraron al público con dos conciertos memorables. Sin duda, este «mano a mano» fue la guinda a un pastel musical de supremo nivel. 

certamen-cullera
Actuación de una de las bandas de Cullera, ante cientos de personas

Y llegaron los premios…

Por fin, el presentador del certamen, Octavio Hernández Bolín, director de la web Nuestras Bandas de Música, pasó a leer el acta del jurado y a dar los premios. 

Primero, anunció que el jurado había decidido dejar desierto el premio honorífico a mejor director del certamen. 

En segundo lugar, llegó el premio a mejor desfile que, con 26 puntos, recayó en nuestra banda, en la Asociación de Amigos de la Música de Yecla. 

A continuación, pasó a leer el acta de los premios del certamen. El tercer premio, valorado en 2.000 euros, con 193 puntos, recayó en la Sociedad Filarmónica Unión Musical de Agost, dirigida por Manuel Mondéjar.

El segundo premio, valorado en 3.000 euros, fue, de nuevo, para nuestra banda, la Asociación de Amigos de la Música de Yecla con 193,5 puntos, es decir, solo medio punto por encima de la banda alicantina.

Por último, el primer premio, valorado en 6.000 euros, fue a parar a la que, sin duda, fue la mejor banda de esta edición del certamen nacional de Cullera, la Sociedad Musical Artística Manisense, dirigida por el holandés Bram Sniekers, con 203 puntos. 

En resumen, la banda de Yecla se lleva un merecidísimo segundo premio de un certamen muy complicado, ya no solo por el altísimo nivel de las otras bandas, sino por lo difícil que resulta a veces conseguir calificaciones justas en certámenes valencianos.

Esta vez, al menos, público, director y músicos quedaron satisfechos. Hubo una banda, la de Manises, que fue superior al resto. Después, otras dos bandas lucharon a capa y espada por llevarse la segunda plaza. Y, en esta ocasión, la de nuestra ciudad fue algo mejor. Sin desmerecer, para nada, el magnífico concierto que ofreció a Agost. En definitiva, un día inolvidable e histórico (otro más) para la música en Yecla.

banda certamen cullera
Algunos de los veteranos (Vicente, Bartolo, Eduardo, Manolo y Ramiro) posan con los dos premios

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí