Día 1 de la fase 1: más comercios que bares abiertos

4
terrazas bares fase 1

Pocos en hostelería y algunos más en el comercio. El primer día de la fase 1 de desescalada se notó en un aumento significativo del tráfico y movimiento de personas en el casco urbano de la ciudad respecto a la semana pasada.

Había terrazas abiertas, pero menos de la mitad de una situación normal. El ayuntamiento tiene solicitadas 45 licencias de establecimientos como bares y restaurantes que quieren poner sus terrazas a corto plazo. Son menos de la mitad de años anteriores, por lo que en este primer día no todos se habían decidido a ponerlas en marcha. 

En una de esas terrazas, situada en la plaza de San Cayetano, el gerente de un bar-restaurante había montado dos terrazas. Una era la que lleva años dando servicio a los clientes y otra está situada en el otro lado de la calle. La primera es muy pequeña para poder espaciar las mesas lo suficiente y hacer rentable la apertura. La segunda permite la colocación de cinco o seis mesas más. Algo es algo.

El gerente del establecimiento se afanaba en limpiar y preparar las mesas mientras llegaban los clientes. Esa es la otra buena noticia: había clientes que querían sentarse. “Tenía ganas ya de visitar un bar. No hay que tener tanto miedo. Si todos hacemos bien las cosas, saldremos adelante”, comentó uno de los clientes mientras en la mesa de enfrente había tres jóvenes tomándose unas cervezas.

Otros dueños de establecimientos de hostelería creen que con la limitación de aforo y de horarios en los que puede salir la gente es inviable económicamente levantar la persiana de sus negocios. “Yo me espero al 25 de mayo o seguramente en junio. No veo posible abrir en estas condiciones”, explicaba otro que tiene habitualmente la terraza montada al lado de un parque. 

Donde había más movimiento era en los comercios. La apertura tampoco era generalizada. Había actividad, pero pocos clientes dentro. En algunos comercios se estaban preparando las medidas de higiene y de desinfección para abrir en breve. Pero la buena noticia es que en las calles céntricas y comerciales había mucho más movimiento de personas y vehículos.

Lo que sí que ha sido una alegría para muchos vecinos es la posibilidad de mudarse a segundas residencias dentro del término municipal. En Yecla hay unas 4.000 casas de campo repartidas por el término municipal. Buena parte de ellas son segundas residencias. Los vecinos ya tienen permiso para poder trasladarse a ellas y pasar estas fases en unas zonas más seguras y confortables.

Ayuntamiento en fase 1

El ayuntamiento de Yecla también parece que se ha tomado con calma lo de la reapertura en servicios municipales que ahora ya sí que pueden reanudar la actividad con medidas sanitarias excepcionales. El alcalde, Marcos Ortuño, confirmó que van a seguir cerradas las instalaciones deportivas hasta que se realice un plan de reapertura que contemple cómo abrir de nuevo con todas las garantías sanitarias. No ha puesto fecha a la tramitación de ese plan.

Tampoco se reabre por el momento la zona azul, “aunque ya vemos que hay problemas para aparcar en el centro” y el mercado ambulante de los miércoles no se abrirá esta semana. “Seguramente la próxima semana”, aseguraba el alcalde.

Respecto a las bibliotecas públicas, van a permanecer cerradas salvo para el préstamo de libros y la devolución. Nada de actividades en su interior o lectores que quieran permanecer allí.

La sensación es que la administración local se toma con calma la vuelta a la actividad a la espera de ver qué sucede con la materia sanitaria.


 

4 COMENTARIOS

  1. «Si todos hacemos bien las cosas, «, veo que la mayoría sí respetan las normas de seguridad pero hay unos cuantos que parece que esto no vá con ellos o se creen invulnerables o más listos….. . y esos son los que nos ponen en peligro a todos.

  2. Me alegro que poco a poco volvamos a la medio normalidad, aunque no estaría mal que nuestro ayuntamiento hiciese un esfuerzo y trabajase un poco más para agilizar y facilitar al máximo las situaciones, tienen que ir un poco por delante.
    Creo que debería ser obligatorio trabajar en todo momento con mascarilla y guantes, sobre todo en negocios de alimentación, panaderías etc… No solo por seguridad e higiene, también por la confianza que se transmite al cliente ya que esas medidas ayudan a perder ese miedo que tanto nos frena a todos.
    Si hacemos las cosas bien todo será un poco mas fácil.

  3. Me indigna q se pueda ir a las terrazas a tomar cervezas y no se pueda ir a las pozas y demás centros deportivos hacer ejercicio, posiblemente,(por no decir seguramente),haya más espacio entre los chavales deportistas que entre los q van a tomar cañas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí