.
🌼 martes 18 junio 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Los Carnavales en Yecla

Este festejo de verdadero raigambre gozó en Yecla de gran fervor popular y un considerable número de incondicionales, aun cuando en la actualidad ha ido languideciendo por diferentes causas y motivos. Decíamos que gozaba de gran fervor popular y era verdad. Muchas familias yeclanas, sea cual fuere su condición social, formaban parte con encendido entusiasmo en aquellos famosos bailes de máscaras que tenían lugar en los casinos y centros de recreo y esparcimiento.

La Sociedad Recreativa de Cazadores, la Unión Yeclana y otros círculos con idénticos fines, reclutaban a una numerosa concurrencia de vecinos, ataviados con variopinta y vistosa vestimenta, cubiertos todos ellos el rostro con la tradicional careta. Este socorrido antifaz, que ocultaba la cara de su portador o portadora, servía para que su dueño pudiese gastar toda suerte de bromas y cuchufletas (algunas de ellas en extremo pesadas y faltas de toda ética o moral) hacia aquellas otras personas que permanecían en el salón con el rostro descubierto.

La semana carnavalesca principiaba el domingo, con festejos en lunes y martes por la noche, terminando el domingo siguiente, llamado el de “Piñata”.

Los citados bailes eran amenizados por orquestinas que sin concederse treguas, hacían sonar sus instrumentos musicales hasta altas horas de la madrugada, sin decaer la animación ni un solo instante. Los salones se llenaban de confetis y serpentinas que las máscaras se lanzaban a la cara en una verdadera pugna colectiva.

Pero donde se desarrollaban las grandes batallas era en las principales calles de la población. Batallas que en más de una ocasión originaban un crecido número de lesionados. Muchas de las máscaras callejeras, iban acompañadas de estacas y garrotes, y, con la garantía que les proporcionaba la ocultación de su personalidad, se enzarzaban a garrotazo limpio en continuos enfrentamientos. La policía tenía que intervenir rápidamente para llevarse más tarde a la prevención a más de un detenido.

¡¡Una verdadera pena!! Estas escenas desagradables contribuyeron, sin duda alguna, a que los festejos que hoy comentamos fueran prohibidos por la autoridad en años sucesivos.

Libro: Relatos del ayer

  • Hogar de la Tercera Edad/Universidad Popular de Yecla/INSERSO.
  • MU-34/1988.
  • Tema: “Folklore y festejos”
  • Página 20.
  • Blog de José Antonio Ortega

Los Carnavales después de un siglo han cambiado mucho

carnaval yecla 1926 Fotografía de Tani Ripoll
Fotografía de Tani Ripoll

Fotografía de Tani Ripoll, año 1926 en el carnaval que se celebraba en el Casino Primitivo en la calle España, hoy Escuela de Música. Facilitada por Paco Balsalobre, donde aparecen Josefina Abellán Vizcaíno, tía de Paco y Antoni Ferri Abellán, primo de ella.

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.

Este festejo de verdadero raigambre gozó en Yecla de gran fervor popular y un considerable número de incondicionales, aun cuando en la actualidad ha ido languideciendo por diferentes causas y motivos. Decíamos que gozaba de gran fervor popular y era verdad. Muchas familias yeclanas, sea cual fuere su condición social, formaban parte con encendido entusiasmo en aquellos famosos bailes de máscaras que tenían lugar en los casinos y centros de recreo y esparcimiento.

La Sociedad Recreativa de Cazadores, la Unión Yeclana y otros círculos con idénticos fines, reclutaban a una numerosa concurrencia de vecinos, ataviados con variopinta y vistosa vestimenta, cubiertos todos ellos el rostro con la tradicional careta. Este socorrido antifaz, que ocultaba la cara de su portador o portadora, servía para que su dueño pudiese gastar toda suerte de bromas y cuchufletas (algunas de ellas en extremo pesadas y faltas de toda ética o moral) hacia aquellas otras personas que permanecían en el salón con el rostro descubierto.

La semana carnavalesca principiaba el domingo, con festejos en lunes y martes por la noche, terminando el domingo siguiente, llamado el de “Piñata”.

Los citados bailes eran amenizados por orquestinas que sin concederse treguas, hacían sonar sus instrumentos musicales hasta altas horas de la madrugada, sin decaer la animación ni un solo instante. Los salones se llenaban de confetis y serpentinas que las máscaras se lanzaban a la cara en una verdadera pugna colectiva.

Pero donde se desarrollaban las grandes batallas era en las principales calles de la población. Batallas que en más de una ocasión originaban un crecido número de lesionados. Muchas de las máscaras callejeras, iban acompañadas de estacas y garrotes, y, con la garantía que les proporcionaba la ocultación de su personalidad, se enzarzaban a garrotazo limpio en continuos enfrentamientos. La policía tenía que intervenir rápidamente para llevarse más tarde a la prevención a más de un detenido.

¡¡Una verdadera pena!! Estas escenas desagradables contribuyeron, sin duda alguna, a que los festejos que hoy comentamos fueran prohibidos por la autoridad en años sucesivos.

Libro: Relatos del ayer

  • Hogar de la Tercera Edad/Universidad Popular de Yecla/INSERSO.
  • MU-34/1988.
  • Tema: “Folklore y festejos”
  • Página 20.
  • Blog de José Antonio Ortega

Los Carnavales después de un siglo han cambiado mucho

carnaval yecla 1926 Fotografía de Tani Ripoll
Fotografía de Tani Ripoll

Fotografía de Tani Ripoll, año 1926 en el carnaval que se celebraba en el Casino Primitivo en la calle España, hoy Escuela de Música. Facilitada por Paco Balsalobre, donde aparecen Josefina Abellán Vizcaíno, tía de Paco y Antoni Ferri Abellán, primo de ella.

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses